Archivo de la etiqueta: urbanismo

“Yo no me voy de mi casa”

20121128-184209.jpg

Intervención ante el pleno del Parlamento de Andalucía
Programa de Rehabilitación de Viviendas

Ángel Varas, de 81 años, espera de pie en la puerta de su vivienda, en la calle de la Madera, número 24.

Su semblante transmite preocupación. Sus ojos azules y arrugados hablan de tristeza e impotencia, pero también de lucha. Están a punto de vender la casa en la que ha vivido desde hace más de 20 años.

Información de este mismo lunes en el País.

El Ayuntamiento de Madrid, que gobierna Ana Botella (Partido Popular), rehabilita unas viviendas de su propiedad con dinero público y tras esto, trata de venderlas a la inmobiliaria Renta Corporación ( que por cierto tiene como consejero a Ignacio López de Hierro, esposo de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal). “Un pelotazo urbanístico de 21 millones euros”.

Allí viven 116 familias en régimen de alquiler a bajo precio. A precios sociales. A esos inquilinos se les ha negado la opción de compra de sus viviendas y A partir del 12 de diciembre deberán entregar sus llaves.

“Yo de mi casa no me voy”, dice Pepita, de 72 años, sentada en el pequeño jardín de la finca que comparte con el resto de vecinos de la calle de la Madera.

De esta última, se enteraron hace tres semanas. “Vinieron los asistentes sociales de la EMVS. La gente mayor lloraba porque les dijeron que los próximos propietarios no respetarían sus contratos y que lo mejor sería aceptar un realojo”, afirma Sol.

El Ayuntamiento de Madrid ha respondido que “la necesidad de vivienda no es territorial sino vital”, y por tanto, dónde vivan es lo de menos.

Y los socialistas pensamos que la necesidad de vivienda es VITAL Y TERRITORIAL. Y por ello la necesidad de una POLÍTICA DE REHABILITACIÓN.

REHABILITACIÓN.-

La rehabilitación de viviendas ha venido constituyendo otra de las principales líneas de actuación de los sucesivos planes de vivienda en Andalucía.

Y lo hemos realizado tanto en:

viviendas como en infraviviendas,
En edificios residenciales Y en barriadas o conjuntos urbanos.

Como objetivo principal:

El mantenimiento de la población originariamente existente en sus barriadas o sectores urbanos.
la rehabilitación integral, y las actuaciones tendentes a evitar la exclusión social: estamos hablando no sólo de una política de vivienda, sino de una política social y de recuperación económica de amplios sectores de muchas ciudades andaluzas.
Hablamos de un programa que crea empleo y favorece a la pequeña empresa.
Mejorando la eficiencia energética, la higiene, la salud y la protección del medio ambiente.

BALANCE PCVS

La Rehabilitación ha sido un programa central en todos los Planes de viviendas.

En el Plan Concertado de Vivienda y Suelo. Hay un total:105.000 objetivos en materia de Rehabilitación.

La ejecución global de los programas de rehabilitación para el cuatrienio 2008-2011 ha alcanzado las 106.815 actuaciones, lo que supone una ejecución del 101,7 % del total de los objetivos inicialmente previstos en el Plan para el mismo periodo.

Las ayudas concedidas con cargo al Plan Concertado durante el cuatrienio 2008- 2011 alcanza el importe de 465,69 millones de euros.

Hay que sumar 50 millones (10-2012 y 40-2013) Plan de Choque para el empleo en Andalucía. Que tiene como objetivo impulsar la rehabilitación de viviendas.

Esta dotación, financiada íntegramente por la Junta, permitirá a más de 5000 familias con recursos económicos limitados, emprender obras de mejora en sus viviendas

Para realizar estos proyectos, el gobierno andaluz, concederá ayudas destinadas a unidades familiares con rentas bajas.

Los incentivos cubren hasta el 50% del coste de la obra y pueden llegar hasta el 70% en el caso de personas mayores de sesenta y cinco.

Como ejemplo y contraste entre lo que ocurre en la calle madera de Madrid, un medio local nos contaba lo siguiente:

Los vecinos se arremolinaban en el barrio de regiones devastadas, en la esquina del bloque 10 mostrando esperanza ante el futuro.

“Yo vivo en el número 6, cobro 150 euros y estoy recién operada de pulmón.” explicaba Dolores.

Rosalía, del número 8, lo tenía claro: “Los vecinos que se han marchado están muy bien y pagando de alquiler lo mismo. Estos pisos no estaban para vivir, se construyeron en 1956, muy pequeños y por mucho que se arreglen volvían a agrietarse”, argumentaba.

Hoy, regiones devastadas es Nuevo Ámate.

Gracias a la Rehabilitación que los gobiernos socialistas del Estado, Junta y Ayuntamiento de Sevilla pusieron en marcha.

Aquellos pisos insalubres e indignos se han convertido en un nuevo barrio ecológico y sostenible.

Esta es la GRAN diferencia entre los ojos azules y tristes de Angel por el desahucio del Ayuntamiento de Madrid o los que iba a realizar Zoido, el Alcalde de Sevilla, en el barrio de San Jerónimo, y la alegría de Dolores, Carmen o Rosalia de Nuevo Ámate en Sevilla, o de otras muchos andaluces y andaluzas, como por ejemplo el casco histórico de Cádiz, Marismas del Odiel en Huelva, el Puche en Almería, Sacromonte en Granada, o la rehabilitación de infravivienda en Córdoba, Málaga o Jaén.

Mientras que para el PP dónde vivan y como se viva es lo de menos.

Para nosotros los socialistas la necesidad de vivienda es vital y territorial.

Muchas gracias.

Anuncios

THE GUARDIAN

Metropol Parasol, Seville by Jürgen Mayer H – reviewSeville’s flashy new showcase is held together by extra-strong glue – but not quite enough to make its many parts connect

Tweet this
Share Comments (…)
Rowan Moore The Observer, Sunday 27 March 2011 larger | smaller Article history The Metropol Parasol in Seville nearing completion last week: ‘From some angles it is a wonderful thing, daring, inventive and impressively consistent.’ Photograph: Sergio Caro for the Observer
Oh my God, it’s an icon. How very last decade. Did the city of Seville not get the memo? Big, flashy buildings are out; hair shirts are in. Then again, building projects are slow things, especially when they have hugely ambitious and untried structural ideas. In 2004, when the Metropol Parasol project was launched, and Spain felt flusher than it does now, few were thinking it would open after the country was hit by one of the worst of the European Union’s many financial crises. As it is, like the grandiose new City of Culture of Galicia complex in Santiago de Compostela, it looks like a late work of bubble baroque.

It is undeniably arresting. Last week, as workers scrambled to finish the building and remove all the scaffolding in time for the official opening on 27 March, citizens were gawping at and debating the 30 metre-high cloud/mushrooms/parasols/waffle that had appeared in their ancient city. Two passersby, men in late middle age, expressed the poles of the argument, one saying that it was out of place, the other that the city should move with the times.

The Metropol Parasol actually is a device for revitalising the Plaza de la Encarnación, for years used as a parking lot and seen as a dead spot between more popular tourist destinations in the city. The Parasol contains a market, shops, and a podium for concerts and events. In its basement are the ruins of a Roman district, with mosaics and enough bits of wall to get a sense of what the houses were like. On the roof there is a restaurant, a viewing gallery, and a winding, undulating walkway – a sort of pedestrian rollercoaster – from which to appreciate the views gained by rising slightly above the general roofline of the city.

The Parasol with the city as backdrop, ‘a stacking up of past, present and future, of ruins, market, performance space and sky deck’. Photograph: Sergio Caro
These uses could be housed considerably more simply than they are by the new structure but, after the Roman ruins had wbeen discovered during excavations to build an underground car park, it was eventually decided to take the opportunity to make a statement. A competition was held, with an open brief and budget, for ideas for the site, followed by a more specific design competition. The winner was Jürgen Mayer H, a rising Berlin-based architect, now aged 45, who for reasons of effect has shifted his middle initial to the end of his name. This might be considered a tad pretentious, but no matter: he is a dynamic individual whose air of egg-headed seriousness can break into winning smiles. His striking designs have earned him the imprimatur of MoMA, which owns several of his drawings and models, and Calvin Klein, for whom he designed the setting of a fashion show.

Mayer started off as an artist, and still sees art and architecture as similar, being both about the interrelation of human bodies and space. He is interested in the world of the digital, and has created wallpaper based on the security patterns printed inside envelopes. His buildings have the complex shapes, with non-repeating elements, that computerised design and construction make possible: no two parts of the Parasol are identical.

The idea of the Parasol was to make shade, a valuable commodity in a city as hot as Seville, and so make the square more habitable. To avoid disturbing the Roman ruins, columns supporting the roof could only come down in a few places, requiring ambitious structure – designed with the help of the engineers Arup – to span the gaps between them. From these conditions came the trunk-like uprights, big enough to contain lifts and stairs, and a structural system using laminated timber and steel, held together with high-performing glue, tested to ensure it would withstand the highest imaginable temperatures in this spot. Among the project’s boasts is that it is the world’s biggest building to be held together by glue.

Juergen Maier’s structure was designed to revitalise Seville’s Plaza de la Encarnación, for years used as a parking lot. Photograph: Ignacio Ysasi
Mayer says the forms of his building were inspired by the vaults of Seville’s expansive cathedral – he wanted to create a “cathedral without walls” that would be “democratic” – and also by the handsome trees already in the square. He could reasonably also point to other eruptions in the city’s expressive, not-reticent architecture.

And so we have this – shhh! – this icon. It differs from others of its kind in that it is not a closed institution, locked at night, but a thing that can be used at all times. It is in the middle of a city, not on some industrial fringe straining for regeneration. It forms spaces under and around it, in conjunction with other buildings, rather than standing aloof and alone. It catches and holds views from side streets, and from inside the new structure looking out, and gives them intensity through the extraordinariness of the structure.

It is, seen from some angles, a wonderful thing, daring, inventive, determined and impressively consistent. It is also wonderful in its content, this stacking up of past, present and future, of ruins, market, performance space and sky deck. But it has a problem, which is that these two forms of wonderfulness do not connect, with each other or with their surroundings.

The market occupies an ordinary room much like a large lift lobby, not designed by Mayer, that is cut off from his extravagant architecture. The ruins are in a space designed by another architect, Felipe Palomino, who tries to achieve his effects subtly, through light and “sensation”, and does not seem particularly appreciative of the boisterous stuff above. The things that should act as intermediaries between Mayer’s thing and the life in and around it – balustrades, shop fascias, ceiling panels and paving – are ordinary going on shabby. Supposedly sinuous curves look scratchy and lumpy, materials meet thoughtlessly, and there is a lack of positive qualities in the detail.

The structure is made of laminated timber and steel held together with high-performing glue. Photograph: Sergio Caro
At times the plaza feels like an inside-out mall or multiplex rather than a public space or a place of culture. This feeling probably reflects the fact that the project is run by the contractor Sacyr Vallerhermoso, which will also collect as much revenue as it can over a 40-year concession on the Parasol, in a version of the public-private partnerships beloved of modern British governments. Unless Sacyr is unusually saintly, it is likely that its desire for profit will sometimes conflict with the public purpose of the building. Access to the best bits, for example, may not be free, or cheap, and unlimited.

Mayer’s design contributes to the disconnection. It puts too much faith in the power of look and shape, with the result that the appearance of fluidity masks – in fact, assists – a disjointed reality. The magic mushrooms demand both attention and energy: the complexity of the building contributed to its being many years in the making, and at one point it required a cash injection of €30m. The more everyday parts of the building are left looking eclipsed by the spectacles, and exhausted by the effort of achieving it. Which is a shame, as the Parasol is, almost, one of the smarter of the recent tide of iconic buildings.
 guardian.co.uk © Guardian News and Media Limited 2011

HUERTA DEL REY MORO

IMG00543

El Huerto del Rey Moro era una antigua huerta medieval de 5.000 m², situada en las collaciones de San Román y San Julián, entre las calles Sol y Enladrillada, probablemente dependiente como huerta del convento de Santa Paula. Es uno de los pocos espacios libres del Casco Antiguo que han llegado hasta nuestros días sin excesiva urbanización ni viviendas, gracias lo cual, en 2001 fue declarado, junto a la Casa del Rey Moro, Bien de Interés Cultural. Esta edificación gótico-mudéjar de finales del siglo XV es considerada la más antigua construcción doméstica de Sevilla excluyendo el Alcázar y residencias palaciegas.

Desde febrero de 2004, este espacio ha sido ocupado progresivamente por colectivos y vecinos como espacio autogestionado dedicado a la educación ambiental a través de los huertos escolares y a lugar de convivencia y celebración de actividades lúdico-recreativas tales como cine de verano, cumpleaños infantiles, comidas populares y jornadas culturales.

El PGOU vigente en la ciudad de Sevilla reserva el Huerto del Rey Moro para la construcción de viviendas protegidas en régimen de alquiler. La Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), encargada de la ejecución de las viviendas protegidas, ha ejecutado hasta el momento una serie de trabajos previos, tales como limpieza y desbroce, georradar y sondeos arqueológicos. Además se han ejecutado obras de seguridad en varias medianerías. Igualmente se ha llegado a un acuerdo con la propiedad para la compra de tres fincas que faltaban por expropiar.

Sin embargo, estoy plenamente convencido, como lo están distintas entidades ciudadanas de la ciudad, de que esta antigua huerta precolombina actualmente de titularidad pública debe conservarse como zona verde ante la escasez de espacios públicos de convivencia disponibles en el Casco Antiguo, si bien debe contar con el máximo consenso posible sobre sus usos y gestión.

La semana pasada me reuní con representantes de la Plataforma “La Noria” y de las AMPAS de los colegios públicos de Casco Antiguo para informarles de la apertura de un proceso participativo abierto a todas las entidades y vecinos del barrio sobre el futuro del Huerto del Rey Moro, para que nadie se sienta excluido y se pueda abrir como zona verde a todo el barrio.

En este sentido, he dado instrucciones a la Gerencia de Urbanismo para que redacte un Avance de Plan Especial que se expondrá públicamente para recoger las aportaciones de vecinos, entidades, AMPAS y demás colectivos, de manera que sea un proceso participativo el que decida sobre el cambio de la Huerta del Rey Moro como zona verde, así como sobre la gestión posterior y los usos actuales vinculados a huertos escolares y vecinales, proyecciones de cine y celebración de conciertos y festivales de teatro así como organización de fiestas infantiles.

El avance del Plan Especial que se presentará a los vecinos recogerá además la ordenación urbanística de la parcela con el objeto de mejorar la conectividad peatonal entre las calles Sol, Enladrillada, Marteles y Conjunto Pasaje Mallol y reordenar la edificación existente.

Tenemos la legitimidad, pero no creemos que la transformación de este espacio se deba hacer sin la opinión de los vecinos, para que nadie se sienta excluido y pueda participar en la decisión del modelo de barrio que desean. Tenemos que presentar un documento abierto a todas las soluciones que incluya a todos los vecinos, sin excepciones, como un ejercicio de educación cívica y convivencia.

La puerta de Doñana en Sevilla

3326143460_6303cd4717_o

Tablada es un espacio que siempre ha tenido un papel protagonista en la historia de la ciudad.

En el año 844 Abderramán II combatió en tablada contra más de 1.000 piratas normandos que habían asolado la ciudad.

En 1247, Fernando III levantó en Tablada el campamento desde el que sitió a la ciudad, y el almirante Bonifaz atracó en sus orillas los barcos que romperían las cadenas que impedían conquistar la Sevilla musulmana.

Poco después, el sabio rey Alfonso X, en pleno proceso de reparto de tierras tras la conquista de la ciudad, dona la dehesa de Tablada a la ciudad de Sevilla para el disfrute de sus vecinos, como terreno comunal. Todos los sevillanos tenían para el rey sabio el derecho de disfrutar de las hermosísimas vistas que desde allí se tienen de la ciudad, de la fertilidad del río y de la abundancia de ganado que pastaba en la llanura.

De hecho, hasta principios del siglo XX, este era todavía el lugar donde pastaba el ganado que abastecía de carne los mercados de Sevilla, y los toros que se lidiaban en las fiestas. Un lugar donde cualquier sevillano podía llevar su ganado a pastar libremente.

Con el comienzo de la aviación, la dehesa de Tablada se utilizó como campo de pruebas. Y en 1914 la ciudad cedió su propiedad al estado para la construcción de un aeródromo militar.

Sólo hay un aspecto positivo en esto: Su uso militar preservó este espacio para la ciudad, gracias a lo cual hoy mantiene las mismas características que hace más de 11 siglos, libre no sólo de edificaciones, sino de toda clase de infraestructuras, con la salvedad, evidentemente, de las del aeródromo.

Y todo ello en el centro de un área metropolitana de más de 1 millón de habitantes.

De lo ocurrido a partir de aquí, desgraciadamente, todos tenemos ya memoria.

Esta situación duró hasta la última década del pasado siglo. El ejército, en lugar de revertir los terrenos a la ciudad, los subastó y fueron fueron adquiridos, en 1998, dentro de una operación especulativa —calificada de alto riesgo por el Banco de España— por las Cajas de Ahorro sevillanas que, posteriormente, fueron vendiendo los terrenos, poco a poco, a más de 20 empresas constructoras que llegaron a pagar más de 110 millones de euros en previsión de una recalificación que nunca llegó, para construir, en los comienzos de la burbuja inmobiliaria, casi 20.000 viviendas.

En Tablada se está librando la mayor batalla contra la especulación urbanística de nuestro país. Aquí nos jugamos la autonomía del interés público, que ha de defender la política, frente a las enormes presiones de los intereses privados.

Que hoy sigamos hablando de la posibilidad de una Tablada libre de toda especulación sólo es posible gracias al gobierno de progreso de la ciudad y a la firme e inquebrantable voluntad que ha demostrado nuestro Alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín con la cuestión de Tablada.

Y en este sentido hemos de ser conscientes de que la primera y más importante obligación que tenemos es la de preservar estos terrenos  como espacio natural para las generaciones futuras.

Siempre estamos abiertos, en el Grupo Municipal Socialista, a cualquier proyecto que la sociedad civil sevillana quiera proponernos y, por supuesto, también con respecto a Tablada.

0000413116_560x560_jpg000Por eso, cuando un grupo de profesionales sevillanos nos han planteado una idea consistente en convertir Tablada en una marisma, hemos pensado que, a falta de concretarla en un proyecto que podamos evaluar y sopesar con mayor conocimiento, esta idea no sólo es compatible con nuestro nuestro modelo de Tablada, sino que  profundiza en la idea de Tablada como una Doñana en Sevilla. Precisamente nuestro programa electoral, con el que nos presentamos a las elecciones municipales de 2007 dice textualmente lo siguiente:

“Se creará una amplia zona de humedales al sur de la dehesa, para posibilitar la localización de especies de fauna y flora autóctonas de las marismas del Guadalquivir, así como de aves migratorias,  habilitando recintos especializados de avistamiento y haciendo realmente de Tablada la Puerta de Doñana en Sevilla.”

doñanaDesde estas líneas quiero aprovechar para tranquilizar a los sevillanos y sevillanas de que hoy sigue  más vivo que nunca el compromiso con el que nos presentamos a las elecciones. Lo que tenemos claro es que Tablada será verde o azul pero nunca gris y nos avala que el PSOE  ha sido la formación política que siempre ha luchado por lo que realmente es importante en este caso que es preservar Tablada como espacio natural para las generaciones futuras.

París. Siglo XXI

Proyecto Grand Paris

Proyecto Grand Paris

Nicolás Sarkosy, presidente de la República Francesa, quiere convertir París, una de las ciudades más monumentales del mundo, en la capital universal del siglo XXI. Para ello, ha convocado a diez prestigiosos arquitectos internacionales para que sueñen cómo ha de ser esta maravillosa ciudad en el siglo que comienza. Los proyectos son variopintos pero excepcionales, desde mi modesto entender.

Los arquitectos son, como podéis imaginar, de lo más granado del firmamento mundial. Jean Nouvel, Winny Maas, Antoine Grumbach, Finn Geipel, Djamel Klouche,  Rogers Stirk Harbour ,Bernardo Secchi, Paola Vigano , Roland Castro o Christian de Portzamparc. Todos ellos competirán por convertir París en la gran megametrópolis del nuevo siglo.

Cualquiera de las ideas presentadas suponen una transformación, yo diría que radical, de la concepción actual de la gran capital francesa. Imagino que el proyecto de Sarko habrá suscitado la lógica controversia, pero el sentir general es favorable a la iniciativa del presidente.

Otro de los diseños de Grand Paris
Otro de los diseños de Grand Paris

Curiosamente, y a pesar de tener un patrimonio arquitectónico envidiable construido a lo largo de su procelosa historia,  París ha sido siempre permeable a las transformaciones .

 La Torre Eiffel, la Pirámide del Louvre o la Defense han sido aceptados en el imaginario colectivo parisino como elementos enriquecedores de la imagen de la ciudad y fruto de la arquitectura de su época. También hubo polémica en París al principio pero después el parisino acepta, asume y aprueba que las ciudades no son elementos estáticos inmodificables, sino entes vivos que se desarrollan a lo largo de su vida para mejorar.proyecto-encarnacion

Estoy seguro que así será en Sevilla, ahora da la sensación que algunos desean que la ciudad permanezca imperturbable al devenir del tiempo. Pero al igual que en París los sevillanos estarán orgullosos de todo lo que estamos construyendo.

Tristemente el desarrollismo de la década de los 60 destruyó gran parte de nuestro rico patrimonio, creando una ciudad monótona en algunas zonas, claro ejemplo de ello es la Calle Imagen o la Plaza del Duque. Solo la Exposición Universal del 92 nos despertó momentáneamente de ese letargo.

Torre Pelli
Torre Pelli

 Nosotros hemos decidido cambiar esta dinámica perniciosa, a pesar de que sabíamos que nos supondría un coste importante en terminos de popularidad, pero sabiendo que el futuro nos daría la razón. Ahí están los proyectos de peatonalización del centro (se acuerdan, el centro se moriría con la peatonalización) , el tranvía o la red de carriles bici. Del mismo modo, el proyecto de la Encarnación de Jurgen Mayer, la Biblioteca de Zaha Hadid e incluso la Torre Pelli se convertirán en hitos arquitectónicos de nuestra ciudad, perfectamente encajados dentro de nuestro rico patrimonio y admirados por esa inmensa mayoría silenciosa que sí quiere crecer como ciudad.

No obstante debemos hacer compatibles la modernidad con la tradición, y es por ello que tras este lustro donde metemos a Sevilla en el Siglo XXI, vendrá otra etapa de equilibrio, de un tratamiento tradicional de nuestros entornos urbanos en el casco hitórico. Utilizando el título del nuevo disco de mi amigo Juan Valderrama, MODERNA TRADICIÓN.

Tirando del carro

uralitabellavista7Para hablar de la crisis, ante todo, hay que ser realista. Los datos económicos no son buenos y es previsible que la situación empeore a lo largo de este año.

Pero me gustaría que miráramos al futuro con esperanza, porque estoy convencido de que, a lo largo del año que viene, empezaremos a levantar cabeza y a salir de la crisis. O al menos eso es lo que señalan la mayoría de los analistas internacionales, aunque tampocohayan demostrado ser muy fiables en sus predicciones.

168.720 personas. Ese es el número de parados de Sevilla Capital según la última Encuesta de Población Activa (EPA). Esto es en sí mismo un drama para todos los y las socialistas, por lo que la pérdida del empleo tiene de tragedia personal y familiar. Y de nada sirve que nos consolemos pensando en que la destrucción de puestos de trabajo en Sevilla Capital es menor que la media provincial, andaluza y nacional. El crecimiento del paro en España en 2008 fue del 47%, en Andalucía es del 40% y, aunque en la Provincia de Sevilla fue del 42%, en nuestra ciudad sólo creció un 32% (15 puntos menos que la media nacional). Eso es una muestra de que Sevilla está combatiendo mejor la crisis y que, además está sirviendo de freno al aumento del desempleo en la provincia.

En España a la crisis global hemos de añadir el mayor peso del sector de la construcción en el sistema productivo que en otros países, por lo que la destrucción de empleo en este sector es mayor que la media y, por lo tanto, los datos generales de paro en España son peores que en otros países de su entorno.

En la provincia de Sevilla en la construcción trabajan hoy unas 70.600 personas y ha perdido 24.400 puestos de trabajo en sólo 6 meses. Eso supone que en el segundo semestre de 2008, de cada 3 empleos que se han destruido, 2 eran empleados de la construcción. Antes de la crisis, la construcción representaba el 14% de la economía sevillana, hoy es menos del 10%.

Y la responsabilidad sobre esta cuestión la tiene el Partido Popular. Debemos recordar que el gobierno de Aznar liberalizó el mercado de suelo, decían que para abaratar así los precios de suelo y vivienda. Con ese fin impulsó la Ley del suelo de 1998, que promovió lo que se ha dado en llamar el “todo urbanizable” y que supuso exactamente lo contrario de lo que decía perseguir. Fue una reforma legal que implantó un modelo según el cual la totalidad del suelo no especialmente protegido debía ser clasificado como urbanizable y que, además, trasladó de hecho la decisión sobre dónde se hace ciudad desde los poderes públicos hacia los propietarios y promotores, con lo que ello supone para el interés general. Esto fomentó la especulación inmobiliaria, por no hablar de los daños causados al medio ambiente o a las economías familiares. Y lo peor es que, aunque nos vendían que iba a servir para bajar el precio del suelo y la vivienda, la verdad la conocemos perfectamente: entre 1998 y 2005, los precios del suelo urbano subieron un 500 %, y la vivienda lo hizo en un 150 %.

En Sevilla, sin embargo, hemos estado haciendo bien los deberes. Durante los mandatos consecutivos de nuestro Alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, en Sevilla hemos puesto freno a la especulación inmobiliaria y hemos crecido gracias al modelo de ciudad que establecimos en nuestro Plan General de Ordenación Urbana. En Sevilla hemos impuesto un modelo de urbanismo social que pone los instrumentos y recursos del urbanismo al servicio del ser humano: su dignidad y su libertad en el centro de las preocupaciones del Gobierno municipal.

El Urbanismo Social es priorizar el interés general frente a otros, legítimos pero particulares o minoritarios, combatir las desigualdades históricas y defender lo público como garantía del equilibrio social, preocuparse por el pleno desarrollo de todos los barrios de la ciudad y apostar firmemente por la construcción de vivienda protegida.

Por eso somos un referente a nivel internacional en construcción de VPO.
En Sevilla se están ejecutando 15.634 viviendas protegidas, es decir, 2.236 viviendas por cada 100.000 habitantes. Esta cifra duplica, por ejemplo, a la registrada en la ciudad de Madrid. Sólo EMVISESA ha ejecutado en este período 6.740 viviendas, 946 viviendas por cada 100.000 habitantes, una tercio más que en Barcelona o en Madrid. De hecho, mientras que la construcción de vivienda libre prácticamente se ha congelado en Sevilla, la de VPO ha subido casi en un 50% en un año. Y para los próximos años vamos a mejorar este dato y a fomentar el alquiler de viviendas.

Además, practicamos el urbanismo social allí donde más falta hacemos: lo estamos haciendo en la barriada Jesús, María y José, lo estamos haciendo en Regiones Devastadas, lo estamos haciendo en Pajaritos, lo estamos haciendo en Palmete, en Torreblanca y en Bellavista y lo estamos haciendo a través del Plan de Barrios, con el que en 2009 invertiremos 25,5 M€ en los barrios de la ciudad.

El modelo económico que propugna la derecha nos ha metido en este atoladero y, aun así, se atreve a reafirmarse en sus tesis solicitando, agazapados tras el eufemismo de “reformas estructurales”, el despido libre y la reducción de los gastos sociales.

El mercado ha abusado y tiene que ser el Estado el que salve la situación.
Al final teníamos razón los que siempre hemos defendido que el papel regulador y de mediación de los poderes públicos es fundamental. El “mercado libre” es una gran falacia.

Por eso, la receta de los socialistas es más dinero para gastos sociales, precisamente para que no paguen la crisis los más desfavorecidos, y más inversión pública, para frenar el aumento de paro que, como he comentado anteriormente, afecta fundamentalmente a la construcción.

Por eso, en Sevilla, para el Presupuesto municipal de 2009, los gastos sociales van a representar más del 6o% del total. Y por eso, el Ayuntamiento está movilizando un volumen total de inversiones de casi 320 millones de euros, y van a generar, en poco más de un año, casi 7.000 empleos en nuestra ciudad, a través del Plan Extraordinario de Inversiones.

Este volumen de inversiones, que en nuestra ciudad no se veía desde el 92, es posible gracias al esfuerzo del Gobierno de España, con el Plan 8000, que aporta 123 M€ para la ciudad, a la Junta que aporta 17 M€ del PROTEJA y, desde luego, gracias al Ayuntamiento que va a invertir desde mayo de 2009 a junio de 2010 casi 180 M €. Esto, además, nos da la razón a todos aquéllos que siempre hemos defendido que los Ayuntamientos son las administraciones más cercanas al ciudadano y, por lo tanto, más eficaces en la gestión de muchas políticas, por lo que se hace necesario mejorar su financiación y su nivel de competencias.

Es por esto, que, a pesar de que sé que muchos de nuestros conciudadanos lo están pasando mal, que la crisis está cebándose con los que menos culpa tienen, estoy convencido de que la gran cantidad de actuaciones que estamos llevando a cabo las administraciones públicas acabará por conseguir que salgamos de la crisis. Y ojalá que sea cuando dicen los expertos, a lo largo del año que viene.

Este es el mensaje de esperanza que los socialistas de Sevilla queremos mandar a todos y cada uno de nuestros vecinos.

Urbanismo y cambio climático en Sevilla

The Climate Project Spain

El pasado 18 de octubre tuvimos el honor de recibir en Sevilla el segundo evento de The Climate Project Spain, la rama española de la organización liderada por Al Gore.

En dicho evento tuvimos la oportunidad de mostrar a más de 200 personas de todo el mundo, como Sevilla es hoy una de las ciudades que más colabora en la lucha contra el calentamiento global, tanto desde la iniciativa pública, como desde la privada.

A continuación transcribo algunas notas de mi intervención en dicho evento.

 

EVENTO PROMOVIDO POR AL GORE

CAMBIO CLIMATICO, CONCIENCIA Y ACCIÓN

Sevilla, 18 de octubre de 2008

 

 

1.- Presentación

Es un motivo de satisfacción estar con ustedes en Sevilla, por segundo año consecutivo, para intercambiar ideas acerca de las aportaciones que las ciudades y los territorios pueden llevar a cabo en la lucha contra el cambio climático.

Me propongo compartir con ustedes, en primer lugar:

  1. Algunas reflexiones sobre el problema en general.
  2. La valiosísimo contribución que podemos hacer las ciudades del planeta al respecto
  3. El caso ejemplificador de Sevilla, como ciudad que, no sólo participa de la idea que nos ha dado cita hoy, sino que además considera que su ejemplo puede servir a otras ciudades a encontrar el camino.

 

 2.- Por un Pacto Mundial de Ciudades contra el Cambio Climático

Mientras que ciertas actividades económicas precisan espacios cada vez más amplios para su desarrollo y de este modo pierden todo carácter local, los hombres buscan espacios cada vez más pequeños en los que poder sentirse como en casa y en los que desarrollar un sentimiento de pertenencia. “Pensar globalmente, actuar localmente, este es el lema con el que Ralf Dahrendorf, Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales en 2007, describe esta tesis.

Las ciudades son el modelo de organización territorial humana más antiguo y más constante que existe.

Me atrevo a decir que los estados cambian, pero las ciudades permanecen siempre.

Baste mirarnos a nosotros mismos para darnos cuenta de que Sevilla es una ciudad milenaria, mientras que sólo podemos hablar de España, como mucho, a partir del siglo XV.

Además, nuestro futuro común es urbano.

En 2008, por primera vez en la historia de la humanidad, más de la mitad de la población humana, 3.300 millones de personas, vivimos en zonas urbanas.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas prevé que en 2030 la población urbana alcanzará la cifra de 5.000 millones, fruto de una enorme explosión urbana en los países en desarrollo. Esto quiere decir que muchos de los nuevos habitantes urbanos del planeta serán pobres.

Este hecho tiene implicaciones mundiales. Lo que ocurra durante los próximos años en las ciudades conformará las perspectivas de crecimiento económico mundial, las perspectivas de mitigación de la pobreza, de estabilización de la población, de sostenibilidad y, en última instancia, la capacidad de millones de personas para hacer efectivos sus derechos humanos.

Los estados cambian, las ciudades permanecen siempre. Por eso, ahora que una decena de países de la Unión europea considera que no es el momento de cumplir con los compromisos pactados.

Aparte del hecho de que considere que la lucha contra la crisis económica y la del cambio climático son compatibles, sino que, al contrario, no reducir las emisiones agravaría la primera. Es más hemos de plantearnos que la lucha contra el cambio climático es prioritaria, porque se trata de combatir un problema estructural, mientras que la crisis financiera es coyuntural.

Hoy nadie discute el papel de los municipios como grandes motores económicos, así como su capacidad de convertirse en los núcleos donde más fácilmente puede favorecerse la innovación política y social. Son la administración que mejor puede funcionar como unidad integradora de la compleja sociedad moderna.

La ciudad es la aglomeración básica humana. Como muy bien decía el gran filósofo Platón “estimo que la [ciudad] nace cuando descubrimos nuestra indigencia […] En tal caso, cuando un hombre se asocia con otro porque le necesita […] como hay necesidad de muchas cosas […] llegan a congregarse en una sola morada muchos hombre para asociarse y auxiliarse, ¿no daremos a este alojamiento el nombre de Polis?”

Hoy el principal problema al que debe hacer frente la Humanidad es el Cambio Climático y, por tanto, son también las ciudades la mejor vía para luchar contra el calentamiento global.

Por todo esto, se hace necesaria una Estrategia encaminada a conseguir un Pacto Mundial de Ciudades contra el Cambio Climático, que complemente y concrete los forros existentes a nivel internacional.

 

3.- Las ciudades y el cambio climático

Precisamente, esta explosión urbana confiere un enorme valor potencial a las ciudades para la sostenibilidad global a largo plazo. Nuestro desafío debe ser, entonces, identificar líneas de trabajo hacia la sostenibilidad urbana, y explotar eficientemente estas posibilidades.

En este contexto, soy de los que piensan que es necesario activar una nueva generación de políticas urbanas. Para ello es crucial que las ciudades cuenten con una estrategia de desarrollo local sostenible, esto es, con un “modelo sostenible de ciudad”, construido a partir de una escueta relación de “criterios básicos a favor de la sostenibilidad”, y sobre la base de amplios consensos institucionales y ciudadanos.

Esto, al final, significa gestionar aspectos como son, por ejemplo:

 

  • El consumo de recursos naturales, como el agua, el aire o el suelo, y la minimización de emisiones implicadas en el cambio global.
  • La redistribución de los recursos y servicios sobre el territorio y dentro de la ciudad.
  • La descentralización de servicios y equipamientos, con una adecuada jerarquización.
  • La creación de redes de servicios e información que contribuyan a reducir los desplazamientos
  • La apuesta por la movilidad sostenible
  • La apuesta por el ahorro y la eficiencia energética
  • Etc…

Implica trabajar en una serie de componentes críticos  – esenciales a mi juicio – para impulsar una estrategia sostenible de transformación urbana, entre los cuales destacaría los siguientes:

 

  • En primer lugar, atender la conservación, rehabilitación y recualificación de la ciudad existente, de la ciudad consolidada, frente a la imperiosa demanda de más suelo para urbanizar, que ha sido el rasgo más característico de las ciudades a lo largo del siglo XX. La magnitud de este desafío hace necesaria la acción coordinada de diversos instrumentos urbanísticos, jurídicos y financieros.
  • En segundo lugar, apostar de verdad por una movilidad sostenible, capaz de disociar la movilidad de sus efectos secundarios (congestión, accidentes y contaminación), optimizando las posibilidades específicas de cada modo de transporte, en especial del transporte público, fomentando la propulsión no contaminante y el uso de transportes más ecológicos, seguros y eficaces desde el punto de vista energético, y construyendo una red de nuevas infraestructuras para la sostenibilidad, la eficiencia energética y las energías renovables.
  • En tercer lugar, humanizar la ciudad, sus barrios y su centro histórico; el derecho a la sostenibilidad nos conduce hacia la recuperación de la escala humana de la ciudad al servicio del interés general y del ejercicio de derechos individuales y colectivos: Espacios públicos cuidados, peatonalización de viarios, plazas, pavimentos, entorno urbano accesible para discapacitados, juegos para niños, árboles, jardines, aparcamientos.
  • Y en cuarto lugar, mejorar los procesos e instalaciones de las empresas municipales.

 

4.- Sevilla: una ciudad sostenible

Dejo para el final una última reflexión: Sevilla es una ciudad comprometida con la lucha contra el cambio climático.

Sevilla está utilizando el planeamiento urbanístico y sus empresas municipales para construir un modelo sostenible de ciudad a medio y largo plazo.

Baste poner algunos ejemplos en áreas estratégicas:

a.     La mejor forma de contribuir a la mejora del medio ambiente es apostando por sistemas eficaces de gestión

 

  • Agenda Local 21
  • Sistema de indicadores de sostenibilidad
  • Implantación de Sistemas de gestión medioambiental en todas las empresas municipales.

b.     Comprometido a asumir completamente nuestra responsabilidad para proteger, preservar y garantizar un acceso equitativo a los bienes naturales comunes

 

  • Agencia Local de la Energía
  • Gestión Pública del Ciclo Integral del Agua
  • Más de 10 Ha de superficie arbolada en parques
  • Red de Vigilancia Atmosférica

c.      Consumo y formas de vida responsables

 

  • Gestión pública del ciclo integral de los residuos
  • Compromiso de compra sostenible
  • Obligatoriedad para toda edificación nueva de instalar energía solar y prohibición del uso del fuel-oil para calefacción, calentamiento de agua y cocinado.

d.     Apuesta por modelos de movilidad sostenibles

Este es probablemente uno de los aspectos en los que desde Sevilla somos conscientes de encontrarnos en la vanguardia mundial. De hecho, algunas de las líneas de trabajo que estamos impulsando en la ciudad de Sevilla, no sólo no son teóricas, sino las principales ocupaciones de los responsables del funcionamiento de la ciudad. Les pondré un ejemplo:

 

  • Todos sabemos que los atascos generan gran cantidad de tiempos improductivos para los ciudadanos, un enorme aumento en el consumo de combustibles y un incremento preocupante de la contaminación ambiental por la emisión de gases y por ruidos.
  • Sabemos que antes de proceder a la peatonalización del eje Puerta Jerez – Plaza Nueva, se emitían a la atmósfera veinte toneladas (20 Tn) de Monóxido de Carbono al día por parte de los vehículos a motor que transitaban por el Centro Histórico, y veintiocho microgramos por metro cúbico (28 mcgr x m3) de Dióxido de Azufre, causante del denominado “mal de la piedra”, frente a un estándar aconsejable de 5 mcgr x m3.
  • El tránsito rodado de la zona producía en horario diurno un total de setenta y dos decibelios (72 dcb) en relación a un límite aconsejado de cincuenta y cinco decibelios (55 dcb).
  • La peatonalización de este eje ha supuesto el establecimiento de un nuevo sistema de acceso intermodal al interior del Casco Antiguo, dando prioridad al transporte público, a las bicicletas, y al peatón. Con estas medidas no sólo hemos disminuido extraordinariamente las emisiones de gases contaminantes, sino que también hemos garantizado la accesibilidad, y creado un espacio menos hostil, más habitable y como tal, más atractivo para el ciudadano.

Red de carriles bici,

 

  • Más de 80 Km de carriles bici
  • Hemos pasado de 1,5 millones de desplazamientos a 14 millones

Metro_Centro y Metro

e.     Y, lo que es quizás más importante para el elemento central de esta charla coloquio, la planificación y el diseño urbanístico

Pues bien, el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla supone dar un gran salto de calidad en la articulación funcional, territorial y medioambiental de la ciudad, a partir de cuatro criterios básicos:

 

  • Un reequilibrio entre naturaleza y ciudad
  • Redistribución de los recursos y servicios sobre el territorio
  • Puesta en valor de las oportunidades locales
  • La cohesión social como factor clave para la sostenibilidad del sistema urbano.

Para ello, el Plan General de Ordenación Urbanística, además de mejorar la ciudad consolidada, incorpora al proceso de urbanización 38 millones m2, el 27% de la superficie del término municipal.

 

  • 14 millones de metros cuadrados (el 37%) se destinan a zonas verdes, equipamientos y espacios públicos
  • En toda obra nueva deberá plantarse al menos un árbol por cada fracción de 20 metros edificables.
  • En toda obra nueva, deberá reponerse en la vía pública cinco veces el número de árboles que sea necesario talar.
  • 6 millones de metros cuadrados (16%) se reservan para la construcción de nuevos viarios e infraestructuras
  • y los 5 millones restantes (13%) se ocupan con la construcción de nuevas viviendas, de las cuales el 42% serán viviendas protegidas y de promoción pública.

Un modelo, por tanto, de baja densidad urbana y alto nivel de zonas verdes, porque en Sevilla entendemos la sostenibilidad y el medio ambiente urbano como elementos centrales de nuestra calidad de vida.

Todo esto hace de Sevilla en estos momentos una ciudad líder en cuanto a la sostenibilidad urbana, y un modelo a seguir por otras muchas grandes ciudades españolas.

 

5.- Y todo esto gracias a la política

Y esto no es casual, es gracias al impulso de los políticos de esta ciudad en general, pero muy en particular por haber podido contar durante alrededor de una década con un gobierno progresista.

Porque son las fuerzas políticas progresistas del planeta las que han impulsado, como muy bien define Anthony Giddens:

“desarrollo sostenible en lugar de crecimiento definitivo; una preferencia por la prevención antes que la restauración; igualar contaminación con ineficacia; y tratar la regulación medioambiental y el crecimiento económico como mutuamente beneficiosos.”

Por eso no quiero terminar mi intervención sin reivindicar el papel que la política tiene que desempeñar, sobre todo, en estos tiempos de incertidumbre y zozobra.

Por eso, si comenzaba mi intervención mencionando a un gran sabio griego, Platón, quiero concluirla con otro de los grandes pensadores de la humanidad, Aristóteles, en una cita de su obra “Ética a Nicómaco”:

“[De todos los saberes] parecería que ha de ser el más principal y arquitectónico y este es, evidentemente, la política […] Y puesto que la política se sirve de las demás ciencias qué se debe hacer y qué se debe evitar; el fin de ella incluirá los fines de las otras ciencias, de modo que constituirá el bien del hombre. Pues aunque sea el mismo el bien del individuo y el de la ciudad, es evidente que es mucho más grande y más perfecto alcanzar y salvaguardar el de la ciudad; porque procurar el bien de una persona es algo deseable, pero es más hermoso y divino conseguirlo para un pueblo y para una ciudad.”

 Muchas gracias.