Archivo de la etiqueta: Betis

Muchas gracias

Quiero dar las gracias a mis queridos amigos de la Peña Bética Rafael Gordillo que el pasado sábado me obsequiaron con el alfiler de oro, durante la celebración de su 30 Aniversario.

Fue un acto muy emotivo en el que, rodeado de amigos que tántos años llevamos compartiendo alegrías y penas (últimamente más penas que alegrías), no pude evitar recordar a mi abuelo materno que fue el responsable de inculcarme esa forma de ver la vida que es el beticismo.

Gracias a él, y a todos los béticos y las béticas del Polígono de San Pablo.

Anuncios

¡¡¡MANQUEPIERDA!!!

llanto verde

Por ellos, por los más pequeños, por nuestros hijos;  ahora más que nunca, Viva el Betis Manque Pierda.  Son momentos duros, de incertidumbre y tristeza pero los que ya tenemos unos años, hemos tenido la suerte, y lo digo así, la suerte, de vivir estos trances que nos han servido para superarnos y ser mejores. El Betis es como la vida misma, un proceso de altos y bajos, un proceso de sufrir y disfrutar, pero la esperanza por alcanzar la felicidad ha de alumbrar nuestros corazones.

 Ahora, es cuando los beticos tenemos que entonar más fuerte que nunca el grito con el que siempre nos hemos enfrentado a las innumerables penurias de nuestra centenaria historia y ser capaces de decirles a los más pequeños que torres más altas han caído, que el Betis ha estado en la cima y en la sima y que nadie nos puede arrancar nuestro sentimiento, ya lo único que nos queda.

 Viva er Beti manque pierda, un grito de inconformismo y superación, un grito humilde para los que son humildes pero que no se dejan pisar, un grito que representa todo lo bueno de una afición que nunca permitió que le arrebatasen su Betis y que no permitirá que lo haga nadie.

TENGAMOS UN BUEN DERBI

Mañana va a tener lugar uno de esos días que los sevillanos aficionados al fútbol esperamos durante todo el año. El derbi Sevilla-Betis.

En mi memoria guardo un recuerdo muy hermoso de los derbis de mi niñez y mi juventud.  Días en los que familiares y amigos, cada uno de su equipo, nos juntábamos para vivir una jornada de fiesta con la única garantía de noventa minutos de tensión, varios meses de cachondeo para unos y de malos tragos para otros.

Esta es la forma mayoritaria de vivir estos eventos en Sevilla. Sin embargo, desde hace unos pocos años, la afición futbolística sevillana se ha hecho lamentablemente célebre por incidentes que resulta innecesario recordar. Y todo por culpa de unos pocos salvajes.

Y quizás, a veces, las direcciones de ambos clubes no hayan estado a la altura de sus aficiones.

Sin embargo, tengo que manifestar mi satisfacción porque tengo la impresión de que ese espíritu abrumadoramente mayoritario de concordia parece haberse recuperado. Lo único que lamento en este sentido es que esto sólo haya sido posible tras la trágica muerte de Antonio Puerta.

Mañana la afición sevillana debe hacer gala de este espíritu y volver a defender ese título que se ganó merecidamente durante años de ser la MEJOR afición de mundo.

Que unos pocos desalmados no nos amarguen una jornada que debe ser de fiesta. Que gane el mejor. Y ojalá que sea el Betis.