Archivo de la etiqueta: Andalucía

“Yo no me voy de mi casa”

20121128-184209.jpg

Intervención ante el pleno del Parlamento de Andalucía
Programa de Rehabilitación de Viviendas

Ángel Varas, de 81 años, espera de pie en la puerta de su vivienda, en la calle de la Madera, número 24.

Su semblante transmite preocupación. Sus ojos azules y arrugados hablan de tristeza e impotencia, pero también de lucha. Están a punto de vender la casa en la que ha vivido desde hace más de 20 años.

Información de este mismo lunes en el País.

El Ayuntamiento de Madrid, que gobierna Ana Botella (Partido Popular), rehabilita unas viviendas de su propiedad con dinero público y tras esto, trata de venderlas a la inmobiliaria Renta Corporación ( que por cierto tiene como consejero a Ignacio López de Hierro, esposo de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal). “Un pelotazo urbanístico de 21 millones euros”.

Allí viven 116 familias en régimen de alquiler a bajo precio. A precios sociales. A esos inquilinos se les ha negado la opción de compra de sus viviendas y A partir del 12 de diciembre deberán entregar sus llaves.

“Yo de mi casa no me voy”, dice Pepita, de 72 años, sentada en el pequeño jardín de la finca que comparte con el resto de vecinos de la calle de la Madera.

De esta última, se enteraron hace tres semanas. “Vinieron los asistentes sociales de la EMVS. La gente mayor lloraba porque les dijeron que los próximos propietarios no respetarían sus contratos y que lo mejor sería aceptar un realojo”, afirma Sol.

El Ayuntamiento de Madrid ha respondido que “la necesidad de vivienda no es territorial sino vital”, y por tanto, dónde vivan es lo de menos.

Y los socialistas pensamos que la necesidad de vivienda es VITAL Y TERRITORIAL. Y por ello la necesidad de una POLÍTICA DE REHABILITACIÓN.

REHABILITACIÓN.-

La rehabilitación de viviendas ha venido constituyendo otra de las principales líneas de actuación de los sucesivos planes de vivienda en Andalucía.

Y lo hemos realizado tanto en:

viviendas como en infraviviendas,
En edificios residenciales Y en barriadas o conjuntos urbanos.

Como objetivo principal:

El mantenimiento de la población originariamente existente en sus barriadas o sectores urbanos.
la rehabilitación integral, y las actuaciones tendentes a evitar la exclusión social: estamos hablando no sólo de una política de vivienda, sino de una política social y de recuperación económica de amplios sectores de muchas ciudades andaluzas.
Hablamos de un programa que crea empleo y favorece a la pequeña empresa.
Mejorando la eficiencia energética, la higiene, la salud y la protección del medio ambiente.

BALANCE PCVS

La Rehabilitación ha sido un programa central en todos los Planes de viviendas.

En el Plan Concertado de Vivienda y Suelo. Hay un total:105.000 objetivos en materia de Rehabilitación.

La ejecución global de los programas de rehabilitación para el cuatrienio 2008-2011 ha alcanzado las 106.815 actuaciones, lo que supone una ejecución del 101,7 % del total de los objetivos inicialmente previstos en el Plan para el mismo periodo.

Las ayudas concedidas con cargo al Plan Concertado durante el cuatrienio 2008- 2011 alcanza el importe de 465,69 millones de euros.

Hay que sumar 50 millones (10-2012 y 40-2013) Plan de Choque para el empleo en Andalucía. Que tiene como objetivo impulsar la rehabilitación de viviendas.

Esta dotación, financiada íntegramente por la Junta, permitirá a más de 5000 familias con recursos económicos limitados, emprender obras de mejora en sus viviendas

Para realizar estos proyectos, el gobierno andaluz, concederá ayudas destinadas a unidades familiares con rentas bajas.

Los incentivos cubren hasta el 50% del coste de la obra y pueden llegar hasta el 70% en el caso de personas mayores de sesenta y cinco.

Como ejemplo y contraste entre lo que ocurre en la calle madera de Madrid, un medio local nos contaba lo siguiente:

Los vecinos se arremolinaban en el barrio de regiones devastadas, en la esquina del bloque 10 mostrando esperanza ante el futuro.

“Yo vivo en el número 6, cobro 150 euros y estoy recién operada de pulmón.” explicaba Dolores.

Rosalía, del número 8, lo tenía claro: “Los vecinos que se han marchado están muy bien y pagando de alquiler lo mismo. Estos pisos no estaban para vivir, se construyeron en 1956, muy pequeños y por mucho que se arreglen volvían a agrietarse”, argumentaba.

Hoy, regiones devastadas es Nuevo Ámate.

Gracias a la Rehabilitación que los gobiernos socialistas del Estado, Junta y Ayuntamiento de Sevilla pusieron en marcha.

Aquellos pisos insalubres e indignos se han convertido en un nuevo barrio ecológico y sostenible.

Esta es la GRAN diferencia entre los ojos azules y tristes de Angel por el desahucio del Ayuntamiento de Madrid o los que iba a realizar Zoido, el Alcalde de Sevilla, en el barrio de San Jerónimo, y la alegría de Dolores, Carmen o Rosalia de Nuevo Ámate en Sevilla, o de otras muchos andaluces y andaluzas, como por ejemplo el casco histórico de Cádiz, Marismas del Odiel en Huelva, el Puche en Almería, Sacromonte en Granada, o la rehabilitación de infravivienda en Córdoba, Málaga o Jaén.

Mientras que para el PP dónde vivan y como se viva es lo de menos.

Para nosotros los socialistas la necesidad de vivienda es vital y territorial.

Muchas gracias.

#ochomillones

ImagenAlgo más de ocho millones de personas vivimos en este trozo de tierra que podemos observar en la fotografía que enmarca este post.

Sin pretender ser más que nadie, tampoco podemos desmerecer nuestro número.

Solidarios, pacientes, orgullosos de nuestro pasado y esperanzados en nuestro futuro.

Pacientes sí, pero inflexibles en la defensa de la igualdad y prosperidad de todos nosotros.

Mujeres y hombres que ante males endémicos en nuestra sociedad seguiremos defendiendo la cohesión, sea por España. Pero sin dar ni un paso atrás en la defensa de los derechos que cualquier ser humano debe tener allá donde viva.

En el momento histórico que vivimos, de crisis económica brutal, nos hace estar más alerta contra todo intento de retrocesos en los derechos fundamentales adquiridos, a lo largo del tiempo, a favor de los más débiles. Sean estos territorios o personas.

Libertad, sin ira. Pero libertad, en definitiva, para decidir quienes son en cada momento los que deben regir nuestros destinos. Sin complejos y mirando a la cara con dignidad ante cualquier insulto.

Y fraternidad entre todos los pueblos. Cuando observamos el globo terráqueo comprobamos que no existen fronteras. Sea por la Humanidad, como dice nuestro himno.

Ocho millones de razones para trabajar por este pedazo de tierra.

Ocho millones de andaluzas  y andaluces.

Andalucía.

Antisevillanos de pacotilla

EL PAÍS. FERNANDO SANTIAGO 09/02/2009

Voy a empezar con las obviedades aunque pueda resultar aburrido: Andalucía es muy grande y diversa, tiene unos localismos muy fuertes, hay muchos políticos que usan la bandera del localismo y el antisevillanismo como mecanismo de poder, Sevilla no tiene el peso poblacional para ejercer el liderazgo en Andalucía, se pensó durante mucho tiempo en poner la capital en Antequera, hacen falta herramientas de vertebración desde mejores infraestructuras a empeños colectivos. Podríamos seguir en este campo y sembraríamos en terreno abonado. Andalucía está llena de chistes contra los sevillanos, la mayoría muy divertidos y algunos cargados de razón.

Ahora bien, los que se parten la camisa por su pueblo y abominan de Sevilla copian sin pudor las costumbres de la capital de Andalucía. Es llamativo que esto ocurra en Málaga, quizás la ciudad más antisevillana de toda la región. Si miramos en el terreno de las costumbres el panorama es desolador. Andalucía pierde su biodiversidad cultural. En los cerca de 800 pueblos andaluces se hacen ferias calcadas de la de Sevilla. En todas hay paseo de caballos, enganches, casetas con toldos a rayas, mucho fino y mucha manzanilla y, sobre todo, sevillanas por todos lados. En todas las ferias andaluzas se bailan sevillanas. Todos los pueblos andaluces esperan que llegue la Feria de Sevilla para saber las que se ponen de moda para cantarlas y bailarlas hasta la extenuación. En la primavera y el verano de Andalucía se oyen y se bailan sevillanas en todos los pueblos sin excepción. A la Feria de Málaga le pusieron por nombre “la del Sur de Europa”. Pero tanto que los malagueños reniegan de Sevilla para terminar con los caballos, el traje corto, el sombrero, las mujeres embutidas en trajes de lunares, los botos y las sevillanas, sea en la feria de día o en la de noche. Tanto renegar para copiar. Pero igual da si vamos a Almería o a cualquier otro pueblo. Se repite hasta la saciedad. Se raja de Sevilla y se hace la feria como en la capital de la comunidad. Si me permiten el patriotismo, con una excepción, Cádiz, que no tiene feria. Un orgullo. Tampoco tiene plaza de toros, otro orgullo y otra cosa en la que se copia a Sevilla. Las costumbres de Sevilla tienen mucho que ver con el medio rural, con la aristocracia que tenía su cortijo en el campo y su casa en Sevilla. Los toros y la feria son una expresión de lo que he dicho. La parafernalia taurina no deja de ser una costumbre muy sevillana. Otra moda sevillana es la romería. El Rocío, por mucho que esté en Huelva, lo ha lanzado al estrellato Sevilla y todo el famoseo de la Hermandad de Triana. Hay miles de romerías en toda Andalucía, y todas pretenden copiar al Rocío, que es donde Sevilla ha puesto el molde. Sea en Andújar o sea en Cabra, en todos lados se gusta de los bueyes, las carretas, los incómodos trajes de flamenca, el fino y el baile. Pequeñas romerías del Rocío por toda la geografía. Por si fuera poco, no hay pueblo de Andalucía que no tenga su propia Hermandad del Rocío.

Luego está la Semana Santa, con modelo sevillano. Puede que en Málaga le llamen a los pasos de otra manera y que los carguen con un estilo diferente. Puede que en Cádiz se lleve al hombro en vez de en la cerviz. Pero todo el mundo quiere copiar el lujo y la manera de hacer de las cofradías sevillanas. Por si todo lo anterior fuera poco, ahora parece que todos los andaluces tenemos que ser graciosos, con un arte que no se puede aguantar por la gloria de mi madre. Ya no hay ni mala follá. Además, todos tenemos que hablar como se hace en Sevilla. Han desaparecido del espacio público las diferentes maneras de hablar en andaluz. Ya nadie cecea. No sé si se han fijado ustedes, pero la mayoría de los locutores de Canal Sur y la totalidad de los políticos andaluces, sean del partido que sean, sesean de una manera falsa e impostada. Ninguno habla en privado como habla en público. Todos tenemos que hablar como en Sevilla o es como si no fuéramos andaluces. Eso sí, luego todos a rajar de Sevilla.