Archivo mensual: junio 2013

Imagen

Entrevista en Diario.es

20130628-092001.jpg

Fernando Vicente.

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, diputado autonómico, miembro del Comité Federal del Psoe y del Comité Director del partido, es por ahora el único dirigente destacado que ha levantado la voz contra el proceso iniciado por José Antonio Griñán para su sucesión como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Gómez de Celis, que en el último Congreso regional del partido se colocó entre los críticos al secretario general Griñán, y que en el Federal apoyó a Alfredo Pérez Rubalcaba frente a Carmé Chacón, la candidata apoyada por la cúpula del partido en Andalucía, ha enviado un comunicado a los medios en los que defiende que el proceso de elección del sustituto de Griñán se debe abrir al voto ciudadano.

¿Por qué ha decidido levantar la voz?

Porque me parece que cuando estamos diciendo que se tiene que abrir el partido, que tiene que haber primarias para todos… Creo que tenemos una oportunidad histórica, porque nunca antes se ha producido un debate de estas características en Andalucía. Con una sucesión del presidente, utilizar una norma que, aún vigente, está ya anticuada. Es un retroceso y una oportunidad perdida.

Explíqueme por qué es anticuada.

Las conclusiones del Congreso Federal fueron políticas, no normativas. Por tanto el reglamento de primarias es hoy el mismo que había antes del Congreso, y por tanto en su filosofía esta anticuado. Lo que dijo el Congreso es que se cambiaría en la conferencia política que tendremos en octubre. Entonces se dirá dónde, cómo y cuándo hay que hacer primarias. Ahora, con unas prisas que no se entienden si Griñán va a seguir hasta el 2016, se quiere hacer unas primarias en pleno verano. Parce que en realidad no se quieren hacer.

¿Parece, o mantiene usted que no se quieren hacer?

Hacerlo de manera tan rápida y urgente… el 100% de la gente que opina de esto con libertad piensa que el proceso se ha diseñado para que no haya primarias. Es así de simple. El proceso es de diseño para que no las haya. Esto en Venezuela se denomina democracia formal. Yo lo disfrazo de democracia, pero en realidad no lo es.

¿Y por lo tanto pide que se pare el proceso?

Lo que yo pido es, uno, que se hagan después de la conferencia política donde se concretará ese nuevo proceso de primarias. Y, dos, que sea un proceso abierto a los ciudadanos. ¿Qué me contesta la Ejecutiva regional? Qué están cumpliendo con la norma. Y yo estoy hablando de oportunidad política.

¿Ha sido una respuesta formal o informal?

De un miembro muy autorizado de la Ejecutiva. Yo soy un militante disciplinado, y antes de hacer declaraciones traslado lo que voy a decir.

¿Usted que le ha contestado?

Yo le he contestado que la subida de dietas del presidente del Parlamento es legal, y se ha echado para atrás. El mero cumplimiento de la legalidad muchas veces no se ajusta a lo que la ciudadanía demanda.

Es un discurso muy duro…

Es el discurso que en este momento esperan la militancia, las bases y los ciudadanos de los que estamos en la cúspide del partido y de las instituciones. En mi caso particular yo no he venido a esto para estar cómodo y ya se lo que esto conlleva.

¿Y qué es?

Pues evidentemente por parte de los aparatos, no me refiero a nadie en concreto, una desafección, una marginación política… El aparato lo entiende como una piedra en el engranaje. Para mi, que tengo el privilegio, gracias al partido, de ser diputado andaluz, lo más sencillo seria quedarme callado. Pero no es lo que esperan de nosotros hoy los militantes y los muchos ciudadanos que lo están pasando mal en el desempleo, y que están enfadados por la situación. Que encima no se les vaya a permitir participar en un proceso de estas características en un momento histórico…

¿El paso siguiente más lógico no es presentar una candidatura alternativa?

No, porque yo me considero sensato. Eso supone una altísima responsabilidad que no puede afrontar cualquiera.

Pero de su discurso se desprende que debería haberla

Para que la militancia se reactivara, para que la ciudadanía acudiera a nuestras sedes, y para que participara de una manera serena en esa conversación que pudiéramos mantener con ellos, evidentemente si hay una votación es mucho mejor. Pongo el ejemplo de lo que pasó en Italia y en Francia.

Usted no pretende más que ser portavoz de los críticos…

No, no, no soy nada de eso. Esta es mi opinión personal como militante.

¿No debería hacer algo más que simplemente quejarse?

Llevo en política desde 1987, y nunca he hecho nada por mí mismo, sino lo que mis compañeros me han pedido que haga. Es un matiz muy importante, no creo en los híper liderazgos ni en los líderes que creen que lo saben todo. No observo que en estos momentos haya suficiente base para que dé ese paso. No se trata de eso, sino de manifestar un sentir profundo del partido y de la ciudadanía.

¿Se generará suficiente presión para cambiar las decisión de la Ejecutiva de convocar las primarias para finales de julio?

No se, pero yo he tenido docenas de felicitaciones, de ‘retuits’… la militancia ha puesto en red una página en contra de este proceso. La base socialista existe, que no quepa la menor duda.

#PrimariasAbiertas

20130627-163057.jpg

España sufre una de las mayores crisis económicas de su historia, pero si bien es esto grave, no lo es menos la desconfianza que muestran los ciudadanos en las instituciones, en los partidos y en el sistema que nos dimos hace más de treinta años, y que a pesar de todo ha traído la etapa de mayor estabilidad política y económica de nuestro país.
Los ciudadanos exigen transparencia, participación, igualdad de oportunidades, derechos y apertura de los partidos políticos a la sociedad. Ese es el debate hoy día, no solo en Andalucía o en España sino en todo el planeta.
Una de las principales señas de identidad del PSOE a lo largo de sus más de 130 años de historia, ha sido la de pilotar siempre los principales avances de la sociedad española. Para ello, ha escuchado a la ciudadanía, ha dialogado con ella porque forma parte de ella y ha canalizado sus aspiraciones y sueños.
El anuncio en los últimos días del Presidente Griñán de no volver a presentarse a las elecciones, le otorga la oportunidad pero también la responsabilidad histórica de ser el piloto que lleve a la ciudadanía hacia ese horizonte de democracia anhelada.
Haciendo del PSOE-A, una vez más, la federación vanguardia del PSOE.
Por eso, le pido, a Pepe Griñán, Secretario General del PSOE-A y Presidente del PSOE que abra un proceso de reflexión, un proceso de escucha activa y diálogo con los militantes y simpatizantes que nos permita conectar de una vez por todas con el sentir de la gente que siente en socialista.
Le solicito que proponga a la CER y Federal la realización de un proceso de primarias abiertas a los simpatizantes y ciudadanos, tal y como concluyó el 38 congreso federal “el establecimiento de las primarias abiertas a los ciudadanos para la elección de candidato a la Presidencia de Gobierno”, tal y como lo están demandando otras federaciones del PSOE, y sobre todo, tal y como lo requieren los ciudadanos. Si no, los ciudadanos seguirán sin creer en nosotros. Pudiendo parecer que realizamos una cooptación enmascarada o un “pariré”.
Las conclusiones del 38 congreso federal determinan que:
Necesitamos mejorar la calidad de nuestra democracia interna, dotándonos de mecanismos que hagan de nuestro Partido una organización más transparente, abierta y eficaz, que sea percibida por la ciudadanía como un instrumento eficiente de participación política, ayudando así a devolver la credibilidad a la política.

Profundizar en la democracia interna del Partido, es la solución a muchas de nuestras dificultades actuales. La participación de nuestra militancia es indispensable para ser un Partido fuerte. De hecho, cuanto más participan nuestros militantes mayor es la fortaleza de la de dirección del Partido.

El Partido Socialista siempre ha estado a la vanguardia de la participación democrática dentro de su organización. No podemos perder esta fortaleza. La ciudadanía de izquierdas prefiere la pluralidad a la uniformidad, el debate a la imposición. Por ello, debemos seguir avanzando hacia una mayor democracia interna. Para que los afiliados y las afiliadas se sientan participes y no meros espectadores y espectadoras de lo que se decide.

Sería conveniente reducir el porcentaje de avales necesarios para optar a la candidatura. Hasta la fecha, se ha exigido el 10 por ciento de militantes para la Presidencia del Gobierno, el 15 por ciento de militantes para la Presidencia de las Comunidades Autónomas y el 20 por ciento de militantes para las Alcaldías. Estos porcentajes pueden resultar excesivos. Por ello, podrían reducirse al 5, 10 y 15 por ciento de militantes respectivamente.

Para esto necesitamos tiempo y diálogo interno y externo. Así cómo concretar las resoluciones del 38 congreso federal en una conferencia política.

Por ello, este proceso de primarias abiertas a los ciudadanos debe celebrarse tras la Conferencia Política del PSOE en octubre.

Nuestro Presidente Pepe Griñan ha tomado una decisión valiente, limitar los mandatos a 8 años. Y nos ha informado que concluirá su mandato. Entonces ¿porqué tantas prisas?.

Si para España lo mejor es “primarias lo más cerca de las elecciones”, según Griñán y con lo que estoy de acuerdo, ¿porqué no para Andalucía?.

Puede interpretarse que elegimos en realidad al sucesor/a al Presidente del Gobierno andaluz y no al candidato/a a la Presidencia.

Así sólo podrían participar los parlamentarios andaluces, dejando fuera de esa posibilidad al resto de militantes, causando una profunda injusticia.

Aplicar la normativa vigente es cumplir simplemente con la legalidad, sin duda, pero hacerlo así y tan rápidamente es INOPORTUNO, INSUFICIENTE Y ANTIGUO. Porque estas normas han quedado superadas por las conclusiones del 38 Congreso, por el deseo de las bases y por las demandas de los ciudadanos.

Es más, pienso que se le hace un flaco favor a la persona designada, puesto que haciéndolo con tiempo y participación efectiva de la militancia y ciudadanos supondría un plus de legitimidad que nunca nadie antes en el PSOE ha tenido. Lo contrario será una decepción.