La rehabilitación y la política de alquiler

 La rehabilitación y la política de alquiler como estrategia de futuro de nuestras ciudades.

La rehabilitación de viviendas, no es una novedad en Andalucía, ya que ha sido y es una política prioritaria dadas las características singulares de nuestro sistema de ciudades. Desde el año 1985 hasta la fecha se han rehabilitado más de 351.000 viviendas (sin contabilizar la rehabilitación de patrimonio público de viviendas), de las cuales 83.000 corresponde al actual Plan Concertado de Vivienda y Suelo periodo 2008-2010, gracias a la aplicación de numerosos programas de rehabilitación desde la recuperación parcial de elementos constructivos, la rehabilitación integral de un edificio completo, la colocación de ascensores en las zonas comunes de los bloques residenciales, hasta colocar una ducha para personas mayores con problemas de accesibilidad.

La madurez de este proyecto facilitó que en el año 1999, se comenzara la rehabilitación integral de centros históricos y barrios con problemas sociales. En la actualidad el proyecto de regeneración de barrios que realiza la Junta de Andalucía en más de 43 ámbitos urbanos ha permitido recuperar más de 31.543 viviendas, pero desde una perspectiva integral y participativa. Proyectos como el Plan Integral del Polígono Sur, la rehabilitación de los barrios del Puche y la Chanca en Almería o los centros históricos del Albaicín y Centro Histórico de Cádiz, son uno de los ejemplos del modelo urbano de intervención que se ha impulsado desde entonces.

Continuar y potenciar la política de rehabilitación permitirá cambiar el modelo de crecimiento de nuestras ciudades, generar empleo y lograr la recuperación económica de las mismas. Algo prioritario para el Tratado de Lisboa y la Carta de Leipzig, a fin de lograr la cohesión social y económica de las ciudades y las regiones de la UE.

La reunión de Toledo celebrada el 9 de junio de los Ministros de la UE con competencias en Vivienda y Urbanismo va en esta línea: el dictamen del Comité de Regiones de la UE (CDR) recomienda especialmente que las futuras líneas de los Fondos Estructurales deben prestar especial atención a la regeneración urbana social de los barrios europeos unido a la eficacia energética. Elemento novedoso, ya que por primera vez la vivienda podrá ser objeto de ayudas de la UE, esta estrategia apoya la política de rehabilitación que hace la Junta de Andalucía en la ciudad construida.

Las políticas de regeneración urbana son “bancos” de prueba de la buena gobernanza multinivel. El informe de Toledo marca como objetivo explorar nuevas formas de gestión urbana basadas en la territorialidad y en la participación. Algo que llevamos haciendo desde hace una década, en varios barrios Andaluces pero que todavía no se ha podido implementar de manera más global por las obvias dificultades de recursos técnicos, gestión y económicos.

Por otro lado, la política de alquiler es un modelo a potenciar frente al de propiedad. Si queremos resolver el acceso a la vivienda a jóvenes, inmigrantes y mayores. Es ahí donde tenemos que acentuar los objetivos de la política de vivienda. La edad de emancipación de nuestros jóvenes se está alargando por la dificultad de encontrar empleo y por el nivel de ingresos que hace imposible el acceso a una vivienda.

Está aumentado por ejemplo el número de hogares en los que vive dos familias y esto produce problemas de convivencia. No es sólo un problema cultural: la mayoría deseamos ser propietarios, sino que la falta de financiación bancaria, la precariedad laboral y los elevados costes dificulta que este sector de población acceda a una vivienda.

El alquiler con opción a compra es una vía que se lleva ensayando desde hace algunos años y puede ser una fórmula a incidir e incluso profundizar con nuevas posibilidades que faciliten el acceso a una vivienda digna a personas con escasos recursos.

La política de rehabilitación y el alquiler de vivienda unido a una gestión innovadora, debe de implementar mecanismos de interacción público-privados donde seamos capaces de generar nuevos recursos económicos y de financiación que permita solucionar los casos de obsolescencia urbana de nuestras ciudades, al mismo tiempo, dar respuesta a una demanda real de vivienda con criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica.

De ahí el cambio de modelo y el reto a resolver, como hemos dicho otras veces: en la ciudad está el problema y sin embargo en ella está la solución.

Anuncios

Una respuesta a “La rehabilitación y la política de alquiler

  1. Miguel Ángel Rísquez

    Hola! ¿ Que tal ? Alfonso : Mis más enhorabuena por tu blog.
    Siempre se conocen a las personas y sus cosas mucho mejor.
    Un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s