“Hay que debilitar a los sindicatos…”

“Hay que debilitar a los sindicatos”, es lo que parece que toca ahora por parte de los poderes económicos y por la derecha, la más extrema, que es casi toda desgraciadamente.

Ya comenté en un post anterior que hay una estrategia de debilitamiento de la política, una estrategia simple, cuanto más débiles estén los poderes públicos, aquellos que deben mirar por el interés general, mejor para los poderes económicos, mediáticos (que no dejan de ser económicos) y para la derecha más extrema. Todos ellos velan por el interés particular de cada uno, que por muy legítimos que sean (a veces), son particularísimos y de enormes cuantías.

Pues bien, ahora a por los sindicatos.

Evidentemente yo no estaba a favor de la Huelga General. Con el Presidente Zapatero se puede estar a favor o en contra, pero nadie le podrá reprochar la determinación y firmeza en las medidas que está tomando.

Estoy seguro que muchas de ellas, por no decir todas, tomadas a disgusto pero España no es una isla. Pertenecemos a un “club” dominado por la derecha, que nos vigila, que a veces parecía que nos amenazaba y que nos propone reglas. Todos tenemos claro que queremos seguir en la Unión Europea y que las recomendaciones que nos realizaron eran, desde su punto de vista, positivas para el país. Ninguno queríamos ser Grecia.

Nosotros, los socialistas, pensamos que estas medidas desagradables serán las oportunas para que España salga más fuerte de esta crisis. Ya veremos.

Y por ello la Huelga en este contexto no podía triunfar.

Ahora a demonizar al sindicalismo; a hacer programas de televisión enteros con un mapa de dónde se coaccionó a los trabajadores (repudiable y reprochable, por supuesto), largas tertulias radiofónicas, editoriales, etc.

Según la encuesta publicada por El País a un 7% le coaccionaron los piquetes para no trabajar, y otro 7% se sintió forzado por los empresarios.

¿Cuántas tertulias se han realizado sobre los PIQUETES COACTIVOS DE EMPRESARIOS? ¿Cuántas televisiones han realizado un profundo análisis con sus mapas respectivos a esta cuestión? ¿Ha hablado el PP, Esperanza Aguirre por ejemplo, de la aplicación del código penal a estos señores?.

La respuesta es NO. Ni están ni se le esperan. Ahora en tiempos de crisis, y prácticamente siempre, los poderosos necesitan unos sindicatos cuantos más débiles mejor para campar a sus anchas.

La labor sindical es fundamental y cuando se hace donde más se necesita, en la empresa privada defendiendo el derecho de los/las trabajadores/as, es imprescindible.

PDT.: Carlos Vázquez debe dimitir como Delegado de Economía y Empleo.

Hay actitudes que favorecen esta estrategia de debilitar al sindicalismo. Que de manera fácil, y con razón,  se le da argumentos a los feroces antisindicalistas.

Carlos, tú y yo nos conocemos hace más de 20 años. Todavía recordamos nuestras manifestaciones de 1987 o aquel día en sede del PCA donde me ofreciste afiliarme y te contesté que mis ideas conciliaban con la Socialdemocracia y que me afiliaría a las Juventudes Socialistas, cosa que hice.

Pero todo ha cambiado mucho, tú ya no eres el líder juvenil que convocaba manifestaciones. Tú eres el Delegado de Economía y Empleo del Gobierno de la Ciudad de Sevilla. Tienes, entre otras, la responsabilidad de la relación con los sindicatos y con los empresarios, incluido el empresario que sufrió destrozos en su establecimiento por alguno de los que tú acompañabas en aquel piquete y donde alguno de tus acompañantes iba con la cara tapada.

Recuerda Carlos que sin empresas y sin empresarios no hay empleo.

Como sé que eres un hombre serio, honesto, honrado y cabal, es por lo que creo que debes dimitir, para no perjudicar a tu Organización, ni al Gobierno de Progreso que tantas cosas buenas ha traído a Sevilla.

Anuncios

Una respuesta a ““Hay que debilitar a los sindicatos…”

  1. Vamos a ver: En España lo que llama Vd “derecha extrema” es un colectivo debilísimo, tanto que no tiene representación parlamentaria ni nacional ni autonómica y son contadísimos los pueblo donde tiene algún concejal. En definitiva no tienen peso político alguno.
    Si hay una derecha democrática cuya opinión se puede leer y ahora ver en las nuevas televisiones y que respeta la Constitución lo que no quita que también defienda con todo su derecho unos valores demócratas cristiano o liberales porque la derecha, como la izquierda, no es un conjunto uniforme.
    Respecto a demonizar el sindicalismo” pues mire Vd yo lo que he oído en multitud de medios de comunicaciones una gran propuesta de eliminar las subvenciones estatales que ellos reciben para que se financien de las cuotas de sus afiliados, exclusivamente. Solo así podrían de dejar ser una especie de sindicatos verticales, defendiendo al poder establecido y no al trabajador. Si Vdes eran tan partidarios de que la Iglesia se financiase exclusivamente por sus fieles, sean coherentes y hagan lo mismos con sindicatos, partidos políticos y organizaciones de empresarios.
    Respecto a los piquetes informativos, si bien tuvieron su razón de ser hace muchos años, ahora con los medios de comunicación no hacen falta porque todo el mundo está enterado, por lo tanto la única función de los piquetes es presionar a los trabajadores para que hagan huelga. Y es por eso que aquella ha tenido más éxito en entornos de empresas grandes que en pequeñas.
    Lo que Vd llama un “estado débil” es un estado no intervencionista que legisle y haga cumplir las leyes pero que no trate de cambiar ni el pensamiento ni la forma de vida que eligen los ciudadanos libremente. Eso es un gobierno liberal en contraposición a un gobierno intervencionista en la vida pública y privada, muy característico en las ideas de izquierdas.
    Disiento de Vd que pertenezcamos a un club dominado por la derecha. En la Unión Europea hay representantes de todo espectro político. Y las recomendaciones lo fueron al principio para después, por no llevarlas a cabo, ser obligados a tomar una medidas cuando estábamos al borde de la quiebra.
    Respecto a Carlos Vázquez estoy de acuerdo con Vd que dimita por pertenecer al piquete de marras. Pero su dimisión, además de la del resto de cargos que participaron, tenía que haber sido hace años porque el cargo le venía muy ancho al no tener cualificación suficiente para el puesto como suele ocurrir cuando los candidatos los elige a dedo un partido y van en listas cerradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s