Archivo mensual: enero 2010

Un dedo

Sabrina, la última niña rescatada en la castigada negritud haitiana, tenía su manita cerrada alrededor de un dedo ya putrefacto cuando la sacaron.

Un padre arrodillado. El hombre negro da las gracias a los médicos blancos que atienden a un niño y a una niña de tres y dos años. Los dos son sus hijos, un tercero está muerto, y acaban de ser arrancados con vida de entre los cascotes anteanoche a las dos de la madrugada. Lo escucho en la radio. El reportero blanco, Nicolás Castellano, casi llora al contarlo por su blanco teléfono móvil. No importa que el aparato no sea blanco, es blanco, ustedes me entienden. El periodista pasaba por allí y se comió el rescate enterito. Incluso logró subirse en la ambulancia con los críos y el padre, quien llevaba siete días delante de los escombros como un perro negro sin amo esperando un milagro blanco. Los tres, el padre y los dos críos serán incorporados a la vida tras pasar por un hospital militar custodiado por marines norteamericanos –todos blancos porque incluso los marines negros casi lo son–. Pero a cuál vida.

Haití brilla intermitente en la pantalla que recibe las noticias de las agencias de noticias. Junto al milagroso rescate de esos cuerpecitos que han sobrevivido casi enterrados durante una semana sin comida ni agua ni afecto, la pantalla parpadea con un último teletipo: ´Bank of America aumenta un 56,5% su beneficio neto en 2009´. Ayer un artículo de Luis del Val y otro de Carlos Carnicero denunciaban en este periódico que los bancos españoles cobran comisiones por las transferencias que los impositores están haciendo a las cuentas de las organizaciones de ayuda humanitaria en favor de Haití.

Poco antes de esos dos niños rescatados, Carla, también de dos años, había esperado atrapada en ese purgatorio de cascotes seis días, cuando ya se supone que no son necesarios los perros para olfatear la esperanza, sólo las excavadoras que escarban como si todo lo que arrancan estuviera muerto.

Un adulto también fue rescatado de entre los escombros gracias a la radio. Pero esta vez era una radio negra. La única emisora que emite en Puerto Príncipe desde el primer seísmo –ayer hubo otro sólo un punto inferior en la escala Richter que terminó de derruir los edificios afectados por el primero–, Signal FM, movilizó a decenas de haitianos que como zombis deambulan llenos de polvo y con un antiguo transistor agarrado junto a la oreja, y sacaron al hombre que velaba su esposa junto a la presunta tumba. Ese hilo poderoso e invisible, el amor que tanto nos avergüenza pronunciar y tanto se pronuncia en vano, llevó a la mujer hasta la emisora para hacer el llamamiento.

Una mirada, una caricia, una mano tendida, son la prueba del amor que no paga ninguna comisión bancaria. O un dedo.

Sabrina, la última niña rescatada en la definitivamente castigada negritud haitiana, tenía su manita cerrada alrededor de un dedo ya putrefacto cuando la sacaron. Un dedo de alguien que le dio su mano a esa niña para que tuviera a quien agarrarse contra la última soledad. Un dedo de amor.

La Opinión de Málaga. 21/01/2010. Domi del Postigo.

Anuncios

¡Enhorabuena amigos!

Anoche, Rafi y Fali dieron el salto a la televisión nacional de la mano de Buenafuente. Me alegro muchísimo del fenómeno que han sabido desencadenar estos dos grandes actores sevillanos. Espero que lo estén disfrutando y que les sirva como trampolín para empresas mucho mayores.

En el siguiente enlaces podéis ver el vídeo de su participación en el programa de la Sexta de anoche: Rafi y Fali en Buenafuente

Haití. S.O.S.

Las imágenes y las noticias que nos llegan sobre la catástrofe de Haití sobrecogen. Creo que es el momento de concienciarnos de la necesidad de ayudar a todo un pueblo, que probablemente sea incapaz de comprender porqué la vida los trata así. Con todas nuestras fuerzas debemos ayudarlos para que sepan que no se encuentran solos en la desgracia.

Es el momento de evitar el doloroso impacto de la catástrofe natural que ha asolado el país. Aún así, pasado mañana deberíamos volver a sentarnos a pensar si es casual que este tipo de catástrofes se ceben siempre con aquéllos que menos tienen, y en países donde campa la miseria y la ausencia de  las más elementales estructuras del estado.

El año pasado, un terremoto menor, aunque de similares características, en el centro de un país desarrollado como Italia, produjo 299 muertes. Desconocemos todavía las cifras exactas de fallecidos en el terremoto de Haití, aunque la estimación es que se trata de más de 100.000. Cada una de las vidas que se perdieron en ambos seísmos es un drama en sí misma, pero evidentemente las potencias occidentales, que hemos permitido, e incluso a veces propiciado la trágica situación en la que ha vivido el país, tenemos que hacer frente a la responsabilidad humanitaria que tenemos con Haití y con sus gentes.

En momentos como éste no podemos escatimar peces, pero debemos plantearnos a todos los niveles la importancia de enseñar a pescar, no para evitar catástrofes inevitables, pero sí para que sus efectos no sean tan escalofriantes como los que estamos viviendo en estos días.

Desde el Ayuntamiento, aprobamos ayer en Junta de Gobierno destinar una partida extraordinaria de 250.000 € para ayuda humanitaria, así como  la puesta a disposición de un equipo de bomberos del Servicio Municipal de Salvamento y Extinción de Incendios especializados en el rescate de supervivientes.

Por su parte, la dirección federal del PSOE ha hecho un llamamiento a todos sus militantes y simpatizantes para solidarizarse con los damnificados por el devastador seísmo que ha golpeado Haití, y Solidaridad Internacional ha habilitado dos cuentas para recibir fondos, que reproduzco a continuación, por si alguno de los lectores de este blog quisiera hacer alguna aportación, que todos agradecemos de antemano:

Banco Santander
Titular: Solidaridad Internacional
Cuenta nº 0049-0001-54-2210042242

Caja Madrid
Titular: Solidaridad Internacional
Cuenta nº 2038-1001-37-6000888882

Estoy convencido de que Sevilla, sus instituciones y su sociedad civil, van a dar la talla en estos momentos tan necesitados de solidaridad, siempre lo hemos hecho, pero ojalá nunca más tuviéramos que volver a poner a prueba estos mecanismo de emergencia.

Año de nieves, año de bienes

Hacía 55 años que en Sevilla no se había vuelto a ver nevar.

La última vez fue el 2 de febrero de 1954. Yo, evidentemente, todavía no había nacido, pero aquella fecha ha flotado, desde entonces, en el ambiente de Sevilla, entre generaciones y generaciones de sevillanos que, sin perder la esperanza, deseábamos que aquel hito se volviera a repetir, a pesar de que los presagios de un calentamiento global cada vez más patente lo hacían, año a año, menos probable.

Las únicas referencias que guardo son los relatos que mis mayores me contaban cuando era niño, y el despertar infantil de cada mañana de frío invierno soñando con ver las calles de Sevilla cubiertas por un manto blanco.

Ayer nevó. Probablemente no fue como en las fotografías del 54, ni como lo hubiera imaginado cuando era niño, ni sirvió para poder enseñar a mi hijo a jugar con la nieve.

La nieve no cuajó pero, a principios de este 2010, esta nevada ha sido el sudario que ha cubierto definitivamente un 2009 complicado para todos.

Ayer nevó en toda España. También en Sevilla. Y no se me ocurre mejor presagio, para comenzar un nuevo año cargado de esperanzas para salir de esta crisis que nos atenaza. Es hora de confiar en el saber popular y en sus sentencias y esperar un año 2010 repleto de “bienes”.

Blogueros de Sevilla

Muchos tienen una idea de Sevilla, como de una ciudad tradicionalista y aferrada a su pasado. Sin embargo creo que ésta idea no puede ser más equivocada, como se demuestra continuamente con diversos hechos, como es el que nuestra ciudad sea una de las ciudades de España y de Europa que cuenta con mayor número de blogs (ocupa la tercera posición, tras Madrid y Barcelona), según el último informe sobre el estado de la blogosfera hispana Bitacoras.com 2009.

Además, Sevilla acoge cada año el Evento Blog España (EBE), la segunda mayor cita europea de la web 2.0 en número de asistentes.

Cuando hace unos meses, Pepe Santos y Fernando García Haldón, vinieron a presentarme su idea de intentar recoger todos los blogs de Sevilla, en principio en formato libro, no sólo me convencieron de su importancia sino que consiguieron embarcarme en lo que el pasado 1 de enero de 2010 se convirtió en una realidad: www.bloguerosdesevilla.com.

Desde aquí, todo mi apoyo a esta magnífica iniciativa y un fuerte abrazo.