Si Dios fuera mujer…

Días atrás se  celebró el “Día Internacional contra la Violencia de Género”, lo que debiera significar simplemente un mero recordatorio, un día más en la lucha diaria contra una de las grandes lacras que avergüenza a nuestra sociedad.

Se hablará mucho del tema en tertulias y medios de comunicación, pero yo quiero dejar este texto, como un mensaje en una botella, para que todos los días del calendario sean ya, desde hoy, días contra la violencia de género.

No sólo suscribo el magnífico lema de la campaña del Ministerio de Igualdad “De todas las mujeres que hay en vida ninguna será menos que yo”, sino que además quiero aprovechar para dejar un recuerdo y un reconocimiento a todas las mujeres que en mi vida han significado algo: mi madre, mi mujer, mis hermanas, mis amigas y compañeras… porque gracias a ellas hoy soy quién soy.

Quiero dejaros con estos maravillosos versos del recientemente fallecido Mario Benedetti que tan bien expresan lo necesario que es hoy en día que nuestro mundo sea realmente igualitario y que reconozcamos que el nuestro es un mundo donde la conviviencia entre lo masculino y lo femenino, no sólo es justo, sino que además es lo que nos enriquece.

Si Dios fuera mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Anuncios

3 Respuestas a “Si Dios fuera mujer…

  1. Félix Garrido Arrebola

    Alfonso, acabas de demostrar una vez mas tu gran sensibilidad hacia las personas que sufren, en este caso hacia las que nos dan la vida, y que tanto significan para todos nosotros.
    Si me permites, me gustaría dedicar un pensamiento a la mujer, sencillo, humilde, sin elocuencia, pero sincero y de corazón.

    UN PENSAMIENTO A LA MUJER
    A la mujer trabajadora de largas jornadas, en la fabrica, la oficina, el hospital, limpiando, conduciendo o en su casa, incansable y abnegada madre, hija ejemplar, compañera y esposa, que nos das aliento día tras día, sin que nadie sepa en realidad el peso que llevas sobre tus espaldas, que sales a trabajar de madrugada y vuelves cansada para seguir trabajando en casa, que terminas al final del día agotada y aún así, todavía tienes tiempo para dedicarnos una sonrisa y una palabra amable, para atendernos y escucharnos, para ayudarnos en nuestros malos momentos, para ti mujer, para ti debe ser el reconocimiento de la gente de bien, de los nobles de corazón, y de una sociedad a la que tanto trabajo, sacrificio y sabiduría aportas, para ti mujer es mi respeto, mi consideración y mi pensamiento.

    La violencia de género como bien dices, es una lacra que averguenza a nuestra sociedad.

  2. Hola Carmen.

    Espero poder verte pronto en persona me comprometo contigo a obtener toda la infomación y entregartela en persona. Un abrazo

  3. Don Mario, siempre dando con el arañazo en el corazón. Excelente poema. ¿Ha leido “La tregua”? es mi libro de culto, el más regalado y recomendado. Si no lo ha leído será un placer regalárselo, me gusta descubrírselo a la gente que no lo ha leído. A lo mejor nos vemos pronto.

    Viví muy de cerca esas circunstancias que hacen que una mujer se sienta perdida y sin identidad, y en esos momentos, la experiencia compartida, el aliento y los consejos de mujeres de todas las edades y clases, son fundamentales.
    Está comprobado que una mujer debe de ser ama de casa, madre, trabajadora, etc… pero lo más importante es que sobre todas las cosas, la identidad de cada una, no haya nadie que la pueda ni ensuciar ni alterar. Es nuestro tesoro.

    Un fuerte abrazo.

    Reyes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s