Archivo mensual: noviembre 2009

Si Dios fuera mujer…

Días atrás se  celebró el “Día Internacional contra la Violencia de Género”, lo que debiera significar simplemente un mero recordatorio, un día más en la lucha diaria contra una de las grandes lacras que avergüenza a nuestra sociedad.

Se hablará mucho del tema en tertulias y medios de comunicación, pero yo quiero dejar este texto, como un mensaje en una botella, para que todos los días del calendario sean ya, desde hoy, días contra la violencia de género.

No sólo suscribo el magnífico lema de la campaña del Ministerio de Igualdad “De todas las mujeres que hay en vida ninguna será menos que yo”, sino que además quiero aprovechar para dejar un recuerdo y un reconocimiento a todas las mujeres que en mi vida han significado algo: mi madre, mi mujer, mis hermanas, mis amigas y compañeras… porque gracias a ellas hoy soy quién soy.

Quiero dejaros con estos maravillosos versos del recientemente fallecido Mario Benedetti que tan bien expresan lo necesario que es hoy en día que nuestro mundo sea realmente igualitario y que reconozcamos que el nuestro es un mundo donde la conviviencia entre lo masculino y lo femenino, no sólo es justo, sino que además es lo que nos enriquece.

Si Dios fuera mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Anuncios

Y, por fin, Santa Catalina

Santa Catalina 06Hoy me siento enormemente satisfecho y feliz. Lo cual, desgraciadamente en política no es algo que ocurra todos los días, aunque cuando ocurre es una sensación maravillosa.

Me siento satisfecho por haber cumplido con uno de los primeros compromisos que adquirí al tomar posesión de la Delegación de Urbanismo de la ciudad, hace poco más de un año.

Pero también me siento feliz de haber hecho justicia, colaborando a mantener una de las joyas del nutrido patrimonio artístico, cultural y religioso de la ciudad de Sevilla.

Me siento satisfecho, sabedor de que esta era una intervención que los sevillanos y las sevillanas llevaban largo tiempo reclamando, y me siento feliz al ver los rostros del Párroco de Santa Catalina, de mis Hermanos de la Exaltación y, como no, al ver el rostro de mi padre, soñando, quizás, con el día en que pueda ver a su nieto corretear a su alrededor en Santa Catalina, como antes hice yo, cuando era niño.

Haber podido cumplir mi responsabilidad como servidor público y, al mismo tiempo, haber hecho justicia con una demanda ciudadana es una gran satisfacción, pero permitidme que os diga que no hay nada comparado con ver el rostro de felicidad de esos dos grandísimos hombres que comparten conmigo la foto que encabeza este artículo.

Urbanismo Social y Productivo I. Abengoa, Palmas Altas

campus-palmas-altas-abengoa

Me he propuesto iniciar una serie de artículos que pongan en valor la labor de la Gerencia de Urbanismo y de sus trabajadores en los últimos años, sobre las premisas establecidas por el Gobierno Municipal de poner en marcha un Urbanismo que hemos dado en llamar Social y Productivo, y que buscara la consecución de los siguientes objetivos:

– El Urbanismo como instrumento útil para evitar la deslocalización de las empresas en el termino municipal de Sevilla.

– El Urbanismo, herramienta primordial para favorecer la creación de empleo y el enriquecimiento del tejido productivo de la ciudad.

– El Urbanismo, agente necesario para facilitar el acceso a la vivienda a las capas más desfavorecidas.

– El Urbanismo dirigido a favorecer una realidad urbana más habitable y medioambientalmente sostenible.

Reforzaré estos artículos con algunas noticias y editoriales especialmente significativas y que hablan por sí solas de la importancia de la labor desarrollada en clara contradicción con lo que se venía haciendo en la última década de gobiernos conservadores.

Empezaré con la nueva sede de Abengoa en Palmas Altas, y con el editorial que publicó el pasado 24 de septiembre el Diario de Sevilla:

La apuesta por la innovación

HACE apenas diez años, en Sevilla, el término Palmas Altas no significaba prácticamente nada. De hecho, la mayoría de los sevillanos ignoraban dónde se encontraba este espacio que desde ayer está llamado a convertirse en un ejemplo de cómo desde una ciudad como Sevilla puede trabajarse para el resto del mundo sin tener que sacrificar ninguno de los atributos más necesarios en la economía contemporánea: innovación y sostenibilidad. El Campus de Palmas Altas, nueva sede corporativa de Abengoa, la única multinacional de origen sevillano, se puso ayer de largo gracias a la visita de los Reyes, que avalaron con su presencia la línea de trabajo de esta corporación, referente en el oficio de combinar tecnología y ecología. Como si de un espejo se tratase, el nuevo edificio construido para acoger su cuartel general, responde justo a estos mismos principios. Diseñado por el arquitecto Richard Rogers, premio Pitzker de arquitectura, el inmueble señala nítidamente cuál es el camino en el arte de construir edificios: respeto al entorno, cierta contención e investigación y riesgo en materia de sostenibilidad ambiental. Este complejo verde será a partir de ahora referente del modelo de nueva economía que el Gobierno central pregona y que, en Sevilla, ya representaba Abengoa. Palmas Altas, en buena medida, ha sido posible, además, gracias a que el Plan General de Sevilla recondujo la operación urbanística planteada en su día por la empresa en sus suelos en San Pablo, junto al centro comercial Los Arcos, de forma que las plusvalías económicas obtenidas gracias a su recalificación -inexistentes si no se hubiera planteado una operación urbanística con cierta carga de profundidad- redundasen en beneficio de toda la ciudad. Abengoa ganó así los fondos que necesitaba para poder reorganizar toda su corporación empresarial en un único punto geográfico y la ciudad consiguió fidelizar en su término municipal a su mayor empresa y, al mismo tiempo, convertirse en referente urbano en el campo de la nueva economía. Un ejemplo de cómo la concertación urbanística es lo que permite construir una nueva Sevilla.