La puerta de Doñana en Sevilla

3326143460_6303cd4717_o

Tablada es un espacio que siempre ha tenido un papel protagonista en la historia de la ciudad.

En el año 844 Abderramán II combatió en tablada contra más de 1.000 piratas normandos que habían asolado la ciudad.

En 1247, Fernando III levantó en Tablada el campamento desde el que sitió a la ciudad, y el almirante Bonifaz atracó en sus orillas los barcos que romperían las cadenas que impedían conquistar la Sevilla musulmana.

Poco después, el sabio rey Alfonso X, en pleno proceso de reparto de tierras tras la conquista de la ciudad, dona la dehesa de Tablada a la ciudad de Sevilla para el disfrute de sus vecinos, como terreno comunal. Todos los sevillanos tenían para el rey sabio el derecho de disfrutar de las hermosísimas vistas que desde allí se tienen de la ciudad, de la fertilidad del río y de la abundancia de ganado que pastaba en la llanura.

De hecho, hasta principios del siglo XX, este era todavía el lugar donde pastaba el ganado que abastecía de carne los mercados de Sevilla, y los toros que se lidiaban en las fiestas. Un lugar donde cualquier sevillano podía llevar su ganado a pastar libremente.

Con el comienzo de la aviación, la dehesa de Tablada se utilizó como campo de pruebas. Y en 1914 la ciudad cedió su propiedad al estado para la construcción de un aeródromo militar.

Sólo hay un aspecto positivo en esto: Su uso militar preservó este espacio para la ciudad, gracias a lo cual hoy mantiene las mismas características que hace más de 11 siglos, libre no sólo de edificaciones, sino de toda clase de infraestructuras, con la salvedad, evidentemente, de las del aeródromo.

Y todo ello en el centro de un área metropolitana de más de 1 millón de habitantes.

De lo ocurrido a partir de aquí, desgraciadamente, todos tenemos ya memoria.

Esta situación duró hasta la última década del pasado siglo. El ejército, en lugar de revertir los terrenos a la ciudad, los subastó y fueron fueron adquiridos, en 1998, dentro de una operación especulativa —calificada de alto riesgo por el Banco de España— por las Cajas de Ahorro sevillanas que, posteriormente, fueron vendiendo los terrenos, poco a poco, a más de 20 empresas constructoras que llegaron a pagar más de 110 millones de euros en previsión de una recalificación que nunca llegó, para construir, en los comienzos de la burbuja inmobiliaria, casi 20.000 viviendas.

En Tablada se está librando la mayor batalla contra la especulación urbanística de nuestro país. Aquí nos jugamos la autonomía del interés público, que ha de defender la política, frente a las enormes presiones de los intereses privados.

Que hoy sigamos hablando de la posibilidad de una Tablada libre de toda especulación sólo es posible gracias al gobierno de progreso de la ciudad y a la firme e inquebrantable voluntad que ha demostrado nuestro Alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín con la cuestión de Tablada.

Y en este sentido hemos de ser conscientes de que la primera y más importante obligación que tenemos es la de preservar estos terrenos  como espacio natural para las generaciones futuras.

Siempre estamos abiertos, en el Grupo Municipal Socialista, a cualquier proyecto que la sociedad civil sevillana quiera proponernos y, por supuesto, también con respecto a Tablada.

0000413116_560x560_jpg000Por eso, cuando un grupo de profesionales sevillanos nos han planteado una idea consistente en convertir Tablada en una marisma, hemos pensado que, a falta de concretarla en un proyecto que podamos evaluar y sopesar con mayor conocimiento, esta idea no sólo es compatible con nuestro nuestro modelo de Tablada, sino que  profundiza en la idea de Tablada como una Doñana en Sevilla. Precisamente nuestro programa electoral, con el que nos presentamos a las elecciones municipales de 2007 dice textualmente lo siguiente:

“Se creará una amplia zona de humedales al sur de la dehesa, para posibilitar la localización de especies de fauna y flora autóctonas de las marismas del Guadalquivir, así como de aves migratorias,  habilitando recintos especializados de avistamiento y haciendo realmente de Tablada la Puerta de Doñana en Sevilla.”

doñanaDesde estas líneas quiero aprovechar para tranquilizar a los sevillanos y sevillanas de que hoy sigue  más vivo que nunca el compromiso con el que nos presentamos a las elecciones. Lo que tenemos claro es que Tablada será verde o azul pero nunca gris y nos avala que el PSOE  ha sido la formación política que siempre ha luchado por lo que realmente es importante en este caso que es preservar Tablada como espacio natural para las generaciones futuras.

Anuncios

3 Respuestas a “La puerta de Doñana en Sevilla

  1. Pingback: Doñana en Sevilla « SMS:”Sevilla es bella porque siempre es nueva”

  2. Pingback: Doñana en Sevilla « SMS:”Sevilla es bella porque siempre es nueva”

  3. http://www.capitaldigital.es/de-la-dehesa-de-tablada-a-los-deshechos-en-tablada/

    Un gran defecto de muchos de nuestros políticos es que creen que por ser elegidos automáticamente sus conocimientos han crecido exponencialmente. Y no es así, saben lo mismo, generalmente, muy poco, que antes de ser elegidos. Pero a ellos cuando se les calienta la boca comienzan a decir disparates uno tras otros, creyendo que, con sus conocimientos de gramática parda, dejan al pueblo extasiado. En el caso de nuestro ayuntamiento, si miramos los currículos de los ediles, salvo excepciones, son personajes de medio pelo ( o de medio “pelis”) y muchos de ellos jamás han tenido experiencia laboral significativa fuera de la política. No es extraño pues el caso de aquel alcalde astronauta o de aquella concejala comunista, ahora censora de actividades culturales, que creía que los naranjos daban jazmines. Que ellos tiran de argumentario y repiten hasta la sociedad palabrejas como “progreso” o “sostenible” vengan o no a cuento.
    Si eres uno más en la sociedad, incluso si no tienes ni estudios ni experiencia significativa, una vez que te haces concejal, ¡zas!, te conviertes en un experto de todo, una especie de maestro liendre que de nada sabe y de todo entiende.
    Ahora que todos están por el tema verde y ecologista sin haber pisado el campo se les ha ocurrido eso de inundar la Dehesa de Tablada, para crear un humedal donde miles de aves y otros bichos vivan en el ambiente idílico de los buenos progres, vamos que San Antonio de Padua y San Francisco de Asís no serían nada al lado de estos santones ( y santonas) laicos ( y laicas). Y claro es otra nueva barbaridad.
    Para empezar imaginemos nuestro río, muy contaminado, que se desborda en la Dehesa de Tablada, creando una laguna artificial…llena de deshechos o sea como una especie de vertido de Aznalcóllar pero permanente. Los fabricantes de agua embotellada harían su agosto ya que se contaminarían los acuíferos de la zona. O sea que se fomentará este tipo de industria.
    Las aves migratorias dirían, albricias un nuevo humedal y al posarse allí morirían por el veneno esparcido en el agua. Claro que ciertos animales carroñeros harían su agosto: el número de ratas alcanzaría proporciones elefantiásicas y a lo mejor las autoridades podrían aprovechar para recuperar la rata negra, tan española ella y casi extinguida frente a la rata gris que no es autóctona, o sea que es una rata asiática y aria o sea facha. Todo sea por recuperar las especies.
    Y que vamos a decir de la cucaracha europea desplazada por la rubia americana ( ¡malditos yankees!), esa que hasta vuela y a la que los insecticidas la engordan. Pues la podríamos reintroducirla que al fin al cabo es una porquería pero es nuestra.
    Y qué decir de las nubes de mosquitos inundarían toda la ciudad: Culex Pipiens, Anopheles claviger y el mosquito tigre (Aedes Albopictus), con sus rayitas blancas y negras, tan mono él, que eso si que es picar. La industria farmacéutica se vería muy pero que muy favorecida máxime cuando rebrotarse la malaria, una enfermedad que fue endémica en España hasta hace poco más de un siglo cuando la quinina y el desecar las charcas la erradicó. Que la misma Alameda de Hércules fue en tiempos un charca infecta, hace tiempo eliminada.
    Otro gremio, el hostelero, se vería beneficiado merced a los chiringuitos que podrían instalarse junto al humedal. Rata a la plancha, ensalada con larvas de mosquitos, carpa mutante a la espalda, cucarachas asadas muy crujientes y otras delicatesen harían las delicias del pueblo sano y progresista de nuestra tierra.
    Si a Zapatero, Jordi Sevilla le explicó la economía en dos tardes , Monteseirín, Torrijos y la compaña habrán visto dos programas de “Pelo, pico, pata” y uno del “Escarabajo Verde” y ya se han creído Licenciados en Ciencias Ambientales.
    Que hablen los especialistas y que luego decidamos. Que nos pase como con el calentamiento global fruto solo de las calenturientas mentes de algunos políticos conchabados con un puñado de multimillonarios interesados. Tonterías las precisas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s