¿Quién debe pagar la crisis?.

El gran poeta francés Edomond Jábes decía de la vida que pasa: “eso sigue su curso”. Podemos decir lo mismo de la crisis mundial, y con el mismo tono desengañado y resignado. Porque aunque todo cambie rápidamente, nada cambia en profundidad. Los actores siguen siendo los mismos:  los defensores del capital y los representantes de los asalariados. Y, en medio, está la gran e ingente masa de los que nada temen. Pero el debate sobre cómo salir de la crisis ya está en marcha, tanto en EE.UU. como en Europa, y todos deberán pagar algo. Queda aún por saber quién tiene que pasar primero por caja.

Si planteamos la cuestión de la responsabilidad de la crisis, sabemos quiénes son los culpables: mercados financieros, especuladores delincuentes, banqueros poco escrupulosos, dirigentes políticos cómplices, y partidos políticos que han avalado de hecho este capitalismo especulativo sin ley alguna. Éste es un capitalismo que en el fondo se opone radicalmente a la gran demiocracia social basada en el equilibrio entre capital y trabajo, tal como funcionó  desde finales de la II Guerra Mundial hasta principios de los ochenta del siglo XX.

La Ley del nuevo sistema, que ha prevalecido desde entonces, es sencilla: exigencia de rentabilidad anual del capital totalmente irracional, a un nivel medio del 15 % al 20 %, y totalmente desconectada de la riqueza real de las empresas. Eso significa, pues, que el capital especulativo y el capital que se posee realmente están desconectados. Y, también, que se produce una sobreremuneración del capital. Pero este crecimiento de capital tenía que llegar de algún sitio.

Llegará de la compresión de los sueldos que caracteriza a todas las economías desarrolladas desde principios de los ochenta. Tanto en EEUU como en Europa, los salarios han evolucionado en realidad a la baja tendencial. Pero, ¿cómo mantener la actividad especulativa, a pesar de esta baja y con la consiguiente falta de ahorro interno?. Con el endeudamiento de las hipotecas inmobiliarias. He ahí unos casos de manual: Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda o España. Y , en todas partes, la carrera desenfrenada por obtener beneficios no basados en el trabajo ha fomentado la aparición de productos financieros tóxicos y el sobreendeudamiento de las familias en un contexto histórico mundial de deflación salarial. De haí la crisis de las subprime, y la crisis financiera mundial.

Ahora bien, la falsedad de este sistema ha estallado hoy de verdad. Hemos pasado de una crisis de especulación financiera a una crisis económica, y de ésta a una recesión mundial. De ahí que aumente, y seguirá aumentando más aún, un desempleo masivo. ¿Como salir de esta situación?.

Hay dos visiones: la de los responsables de la crisis y la de las víctimas. Los responsables mantienen el discurso de siempre: ¡ que paguen los demás¡ Despues de que los gobernantes hayan entregado millones de dólares, euros y yens a los bancos, ahora exigen éstos, con el Sr. Trichet y el BCE a la cabeza, que se realice una “reforma” del mercado laboral, es decir, que los sueldos se rebajen más aún, que se reduzcan las compensaciones de desempleo y que la precariedad laboral sea la regla. Resumiendo: que las victimas paguen la crisis. Tras haberse opuesto en todo momento a una regulación de los mercados financieros, el sistema bancario nacional e internacional amenaza ahora a los Estados exigiéndoles que le rellenen sus arcas y, al mismo tiempo, que obliguen a los asalariados a aceptar los sacrificios que él mismo no quiere asumir de ninguna manera.

En EE UU, una cuarta parte de los asalariados sufren ya las consecuencias de esta política desde que empezó la crisis. En España, las reivindicaciones de la CEOE, que los bancos apoyan, son de precisión quirurgica: impugnar el coste de los despidos, reducir las cotizaciones sociales de las empresas, disminuir la indemnización de desempleo y, sobre todo, flexibilizar aún más el mercado de trabajo, aunque la Comisión Europea lleve años reprochándole a España sus sueldos excesivamente precarios. Los gobiernos están entre dos fuegos: el de los empresarios y los banqueros, a la ofensiva, y el de unos sindicatos que, todo hay que decirlo, están librando una batalla estrictamente defensiva.

¿Hay acaso otra solución? Sí que la hay, pero implica que cambiemos el curso de los acontecimientos. Que pongamos en marcha una reactivación económica distinta, que estimulemos el poder de compra aumentando los salarios, que garanticemos el crédito creando estructuras de garantía, que obliguemos a los bancos, con la presencia del Estado en sus consejos de administración, a invertir en proyectos sociales, etc. Pero cabe preguntarse: ¿son los asalariados capaces de imponer esta visión a los responsables de la crisis?.

Sami Naïr. El País. 11 de Julio de 2009.

Anuncios

5 Respuestas a “¿Quién debe pagar la crisis?.

  1. En lo que te toca, como responsable municipal, te doy algunas ideas. Hay que tabular por arriba el sueldo de quienes vienen a trabajar a las empresas públicas, destacando el componente social y de servicio de tal labor por encima del lucro y el prestigio adquirido sin méritos aparentes. Hay que acostumbrarlos a trabajar por objetivos, no entiendo por qué en una empresa pública no se pueden aplicar criterios que funcionan en las privadas. Por otra parte, tampoco comprendo que quienes defienden en otros foros, por sus mentalidades, el despido libre y gratuito, son los primeros que cuando se trata de trabajar para las administraciones públicas exigen que se les blinden sus contratos millonarios. Es una forma sutil de hipotecar el dinero que pagamos todos con nuestros impuestos.
    Esta base para comenzar el debate me parece lo suficientemente interesante y sólida como para continuarlo y llegar a conclusiones.

  2. La crisis, la pagamos los más débiles: pensionistas, autónomos y pequeñas empresas, porque las grandes, como he podido observar en Marruecos, ejemplo Altadis, desbaratan sus bartulos y se los llevan a otro país donde les exige menos impuestos. Un diéz por la gestión de Renault, Cruzcampo, Merkamueble…pero en un 0 en Altadis. Iriazur y más de 500 empresas cuyo capital no englosan lar arcas de la Tesorería española.
    Un besazo, wapetón.

  3. Sin lugar a dudas llevas razón, hace falta una rectivación de la economía y del mercado del trabajo, pero también es cierto que las emplesas públicas que tanto cuestan no tienen porqué ser un saco roto para las Administraciones, ya que la seguridad y la comodidad de un empleo seguro no puede ni debe ser por definición, aunque realmente esté ocurriendo así, generador de un bajo rendimiento laboral desmedido e impune porque gobierne el partido socialista.
    La carencia de objetivos o en su defecto el incumplimiento real y sistemático de los mismo sin consecuencias para nadie, hace que dichas empresas sean un “paraiso” para los que no van a cumplir con su trabajo, sin tener en cuenta que prestan un servicio esencial para el ciudadano, eso unido a la falta de responsabilidad y a la impunidad con que lo hacen, crean un clima de desmotivación y dejadez entre el resto de los/as trabajadores/as, que hace que dichas empresas presten un mal servicio por muchos medios técnicos y humanos que posean.
    Igual que la democracia no está reñida con la autoridad y ambas cosas deben caminar unidas, la empresa pública, y alguna que otra de Sevilla que es la mejor empresa de Andalucía, debe funcionar con unos objetivos claros sobre el servicio que presta, sin blindajes de contratos, donde cada uno ocupe su puesto de trabajo y tenga opción a mejorar según su valía y su rendimiento, y sobre todo, acabando con la impunidad de los que utilizan todo tipo de subterfugios para no hacer su trabajo. Trabajo que curiosamente si hacían cuando trabajaban en la empresa privada de la que provienen.
    Y como se dice en mi pueblo, de esto no se libra ni “el potito”.

  4. Apuesto por las empresas públicas y como dice el “Humilde Trabajador” sin contratos blindados; pero tampoco con contratos basura, claro está. El trabajo bien hecho aunque trabajes en una administración pública o en empresas públicas como EMVISESA por poner un ejemplo, es la verdadera motivación.
    Oigo frases como esta: ” Estoy estudiando para opositar en una administración tal, para así no hacer ni el huevo y trabajar de 9 a 14:00h”
    ¡Que bonito! Con esta manera de pensar, todos qusieramos ser funcionarios, pero… ¿donde quedó el trabajo bien hecho? ¿Y el saber estar ante un público exigente? Si, exigente, porque el consumidor lo es y todos somos consumidores de las administraciones y empresas públicas.
    Cambiémos esa forma de pensar y no tendremos nada que envidiar a los catalanes.
    Tenemos tecnología puntera en hospitales. Ejemplo, el Virgen Macarena con su acelerador lineal. Cuando en el Clinic de Barcelona no existía en el 2004, ya aquí teníamos uno y ampliando un segundo.
    Tenemos gente que estudia, gente que se han ido fuera porque aquí no tienen oportunidades.
    Tenemos a verdaderos monstruos en la inteligencia como es Mario Jesús Pérez que desde la US utiliza a una bacteria llamada pseudomonas aeruginosa (yo la tengo en mi cadera desde el 2000 y no quiere irse)para estudios y análisis computacional y simulación de procesos biológicos en computación celular. Inteligencia artificial.
    Tenemos gente que vale y fama de vagos ¿Y por qué? Habría que hacerse tantas preguntas…
    Y un señor o señora, funcionari@ mal hace su trabajo y te trata con la punta del pié.
    Apuesto por la modernización de las empresas públicas, convertirlas en dinámicas y recaudatorias. Apuesto por la eliminación del “puesto fijo” del funcionario, es más, eliminaría al funcionario y lo convertiría en trabajador con contrato indefinido.
    No sé, no sé. Quizás me esté pasando un pelín.
    ¿Cuanto se ahorraría al mes la Junta de Andalucía cambiando el taxi por el bonobús para los agentes judiciales? Un dineral. Y ahí estan, que trinan.
    La crisis es para tod@s y hay que recortar sin olvidarnos nunca de los más necesitados.

  5. Pues menuda recuperación económica han puesto en marcha Vdes. Ya se anuncia que el único país que no remontará la crisis en 2010 es España y le recuerdo que esta es la segunda legislatura consecutiva que llevan y que las dos anteriores que vdes gobernaron ya dejaron al país arruinado.
    También le recuerdo que las comunidades mas atrasadas de España es donde gobierna el PSOE ininterrumpidamente.
    Así que si vd. busca responsables a la crisis mírese al espejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s