La desgracia que no cesa

Inmigraxción

Ocho personas han sido encontradas muertas en las playas de Cádiz en las últimas horas. Parece incluso que el desastre humano ha podido ser mayor. Las mafias, probablemente, habrían llenado a rebosar la patera de “carne humana” para hacerse más ricos, como esos camiones atestados de ganado que vemos algunas veces en nuestras carreteras, aún a riesgo de que el cargamento no llegue a su destino .

Con la llegada del buen tiempo aparecen de nuevo en nuestras playas los cuerpos inmóviles de hombres y mujeres en busca de un futuro mejor para ellos y  sus hijos; seres humanos tiritando hasta la extenuación arropados con una manta por personal de salvamento, probablemente ya hartos de asistir a este fracaso de la humanidad; niños en la playa que no juegan con castillos de arena sino que reclaman con su mirada un poco de comida o bebida. Lo más desolador es la frialdad con la que la sociedad “civilizada“, entre la que me encuentro, contempla este drama.

Creo sinceramente en el papel necesario de la política en todos los ámbitos de la vida pero especialmente en la redención de la pobreza. Nuestro futuro no puede pasar por el levantamiento de muros y barreras, aunque los controles sean algunas veces inevitables, sino por dos ejes fundamentales:

– La cooperación al desarrollo económico, social y político en los países de origen de la población inmigrante. Nadie quiere vivir fuera de su tierra sino por necesidad. Los españoles, y especialmente los andaluces, somos un claro ejemplo de ello. Zapatero se está convirtiendo en un líder pionero en aplicar estas políticas. Sobran los ejemplos, como el último viaje al Africa subsahariana. el desarrollo de los países norteafricanos y subsaharianos es el único freno posible al movimiento de las personas. Lo demás es poner una cerca al mar.

– La lucha contra la delincuencia organizada y las redes de tráfico de personas, que como antiguos comerciantes de esclavos, juegan con los seres humanos como si de fichas de casino se trataran. La cooperación con Marruecos tiene un papel prioritario en este escenario.

Sirva este pequeño apunte para que no olvidemos nunca la obligación de luchar por un mundo mejor y esta batalla no tiene fronteras.

 Descansen en paz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s