MARIO BENEDETTI, IN MEMORIAM


Empecé a leer a Benedetti gracias a Mónica, mi mujer, este poema, táctia y estrategia,  es quizás con el que más identificado me siento. Siempre me recuerda a ella. A partir de ahora cumple una doble función, además de a Mónica será un homenaje permanente a él.

Hasta siempre Mario.

Siempre me entristecen los adioses
así fueran de santos o de crápulas
alguna vez yo los abandonaba
otras veces me abandonaban ellos.

en pleno corazón tengo un catálogo
de los que allí pasaron una noche
de los que hicieron cola de aburridos
de los que en el amor se conmovieron

las despedidas saben a burbujas
que apenas duran /sólo las usamos
como una desazón efervescente
que emigra con los pájaros que emigran

qué pena/ de las manos que he adiestrado
sólo una sabe decir adiós
y me presta su ayuda si me alejo
de tus pechos, tus ojos y tus labios

Mario Benedetti, Adioses, en “Insomnio y duermevelas”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s