Prohibido hablar de la cosa

Prohibido hablar de la cosa
En Triana tenía que ser.

En ningún otro lugar, como en este barrio sevillano, se puede decir de manera más gráfica, seria y con arte lo que sesudos analistas económicos tratan de hacer todos los días. Me explico:

En algunos establecimientos de Triana (bares, talleres, etc.), al entrar, nos encontramos con un cartel que dice: “PROHIBIDO HABLAR DE LA COSA”. Si te diriges al propietario y le preguntas por el sentido del mismo, te explica que está harto del pesimismo que todo el que entra en su establecimiento trae con él; “la cosa está fatal”, “hay que ver como está la cosa”, “la cosa va cada día peor”, “ojú como está la cosa”.

Con este cartel y con esta actitud se resume lo que tratan de hacer algunos líderes políticos y económicos en el mundo, cambiar el paso de la crisis económica.

Pienso que la economía es un estado de animo y que sólo saldremos de la crisis con una actitud positiva. Claro está que tiene que ser global, pero nuestra actitud diaria y cotidiana también influye, sobre todo en aquellos que continúan teniendo un empleo y una empresa, que deben actuar de manera positiva y pensar que, sin duda, el futuro será mejor.

Las profecías autocumplidas son aquellas, referidas a la economía, en las que, si repites incesantemente que algo va a ir mal, termina siendo así. Por ello es tan importante y le doy tanto valor a la sabiduría popular de estos pequeños empresarios que, probablemente sin saberlo, están saliendo de esta crisis sin que nadie se lo haya explicado.

Por último, hay una condición sine qua non para salir de la crisis. Una acción política en la lucha contra la crisis generando más inversión pública, para fortalecer a la empresa y crear empleo, y un mayor gasto social, para tejer una red económica que sujete a todo aquel que caiga en estos momentos.

España, y el gobierno de Zapatero, están siendo un buen ejemplo de ello.

Anuncios

2 Respuestas a “Prohibido hablar de la cosa

  1. Pingback: Prohibido hablar de la cosa « El Blog de José Carlos

  2. Perdona Jose Carlos pero el cartel de prohibido hablar de la cosa es de un propietario de un bar en cartaya.No de vosotros .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s