Jesús, María y José

jesus-m-j-1En 1987, los vecinos de Jesús, María y José decidieron iniciar una larga lucha para evitar que su barrio fuera derribado. Por aquel entonces, esta barriada de autoconstrucción de finales de los 40, que nació cuando se parceló el cortijo de igual nombre, optaron por la vía más larga y costosa: lograr que el Ayuntamiento legalizara sus viviendas, arreglara sus calles y les diera acceso a los suministros de agua y luz.

Al amparo de ese anhelo se creó una asociación de vecinos llamada “Hércules” para defender unidos la aspiración de 60 familias de formar parte de Sevilla con todas las de la ley. En estos años han pasado por muy malos tragos, algunos de ellos, como la presidenta de la asociación, Esperanza Jiménez, llegó a vivir con impotencia, cómo se derrumbaba su casa.

Los vecinos de la barriada Jesús, María y José, insertada entre la ronda de circunvalación SE-30, desde la Barriada Híspalis hasta el Parque Amate, han visto pasar en estos 22 años a Gobiernos de todos los colores que han tenido en sus manos dignificar sus destinos, pero ninguno asumió su responsabilidad.

Fue en 1995, cuando por fin se aprobó definitivamente el Plan Especial de Reforma Interior conocido como Amate 1, que resolvía urbanísticamente el futuro de esta zona. Los vecinos tenían que asumir su parte al liberar los terrenos y construir sus casas y el Ayuntamiento haría las calles.

El problema fue la gran lentitud del proceso ya que, si bien desde enero de 1995 estaba aprobada la anhelada rehabilitación integral de la barriada, no bastaba con expresar en un papel la solidaridad con las reivindicaciones vecinales, había que pasar a la acción llegando a acuerdos con todos los vecinos para crear calles que no existían por la proliferación sin control de nuevas viviendas o la ampliación de las antiguas.

No fue hasta la llegada del socialista, Alfredo Sánchez Monteseirín, cuando se empezó a actuar a través de la Empresa Pública de Vivienda y Suelo del Ayuntamiento (Emvisesa) que construyó 11 casas nuevas en régimen especial de venta, en los terrenos expropiados. El Ayuntamiento también demolió otras tantas viviendas para hacer nuevas calles.

jesus-m-j-2

Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo dividieron el barrio en 5 zonas, e iniciaron un largo proceso de negociación con los vecinos, que si bien en su mayoría, no podían demostrar la propiedad de sus casas, sí que tenían un derecho histórico después de una vida en ellas.

Empezó a andarse el camino hasta llegar a noviembre de 2008, momento en que el Ayuntamiento de Sevilla anunció que contaba con el consentimiento de 58 de las 60 familias que viven en las zonas 1, 2, 3 y 5 de Jesús, María y José (aproximadamente la mitad del barrio) que podrán beneficiarse de las actuaciones de mejora integral que diseñadas en el Plan Especial del 1995.

El acuerdo de expropiación llegaba al 97 por ciento de la población de estas cuatro zonas, un proceso largo y costoso al tratarse de personas con escasos recursos económicos que han sido realojadas o han optado a una VPO construida por la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa).

A día de hoy, y después de tantos años, en las zonas 1, 2, 3 y 5 sólo dos familias pendientes de formalizar el acuerdo, porque no disponen de la documentación necesaria que acredite la propiedad de su vivienda. Antes de dejarlos en situación de desamparo, el Ayuntamiento de Sevilla está buscando un realojo beneficioso para las estas mediante alquiler (una de estas con dos niños pequeños), para poder terminar la reurbanización de la mitad del barrio, como paso previo y necesario para comenzar la actuación en la zona oeste, la zona 4 la más alejada a la ronda de circunvalación SE-30, donde viven otras 60 familias.

El 11 de febrero de 2009 llegaba otra gran noticia: Ayuntamiento de Sevilla aprobaba definitivamente el proyecto de reparcelación de la más amplia zona, la 5, lo que permitirá el desarrollo de la mitad del barrio más cercano a Su Eminencia. El proyecto contempla la reurbanización integral del entorno así como la construcción de una nueva calle que vertebre la barriada, dándole más permeabilidad y conexión con otros puntos de la ciudad.

En esta última fase, los técnicos de la Gerencia de Urbanismo lograban poner de acuerdo a los propietarios de otras 17 fincas afectadas.

El paso no es baladí ya que, por un lado se regularizan las parcelas, -los vecinos ya son propietarios legalmente de las casas-, pero también se levanta la suspensión de licencias de obras de nueva planta y reforma bloqueadas desde 1995, con el objeto de que puedan rehabilitar sus casas. Igualmente, gracias a esta aprobación se encuentra expedita, desde el punto de vista jurídico, la vía para que el Ayuntamiento ejecute las obras de urbanización, que podrá acometer gracias la contribución económica de todos los vecinos que han visto mejoradas sus condiciones de vida.

jesus-m-j-3

Desde 1998 hasta hoy, Jesús, María y José ha sido objeto de inversiones municipales por valor de 1.330.630 euros en gastos de demoliciones y pago del justiprecio por las expropiaciones. Fue adecentada con obras del Plan de Barrios por el que se urbanizaron la calle Central y calle Voluntariado, la prolongación de la C/ Amor junto al instituto, se crearon de calles interiores y se limpiaron solares degradados y ahora va a recibir otro empujón de 350.000 euros gracias al Plan 8.000 del Gobierno de Zapatero, por el que se van a ejecutar calles de nueva formación a través de un peine con acceso desde la calle Amor, con nuevos acerados, red de saneamiento, alumbrado público y arbolado.

Los vecinos de Jesús, María y José no llevan 15 años clamando en el desierto, llevan 22 y eso lo debería saber quien tuvo la responsabilidad de Gobierno y ahora se hace el desentendido.

No se puede hacer borrón y cuenta nueva con todo lo anterior. No basta con hacer urbanismo de papel, el urbanismo social se demuestra con hechos y acciones. Los vecinos de esta barriada de Cerro-Amate se merecen la verdad de su historia y vivir decentemente para que sus hijos puedan permanecer en unas viviendas que sus abuelos construyeron con sus propias manos hace 60 años.

Anuncios

2 Respuestas a “Jesús, María y José

  1. Excelente post, Alfonso. Sólo echo en falta algunas fotografías.
    Es bueno que se conozcan estas historias de la gente de Sevilla, historias de vida, de lucha y de sacrificio que al final se ven recompensadas y hacen que merezca la pena.

  2. Muchas gracias, Jack. Ya hay algunas fotos en el post, y puedes ver más aquí:

    http://flickr.com/photos/rodriguezgomezdecelis/sets/72157614754970219

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s