Tirando del carro

uralitabellavista7Para hablar de la crisis, ante todo, hay que ser realista. Los datos económicos no son buenos y es previsible que la situación empeore a lo largo de este año.

Pero me gustaría que miráramos al futuro con esperanza, porque estoy convencido de que, a lo largo del año que viene, empezaremos a levantar cabeza y a salir de la crisis. O al menos eso es lo que señalan la mayoría de los analistas internacionales, aunque tampocohayan demostrado ser muy fiables en sus predicciones.

168.720 personas. Ese es el número de parados de Sevilla Capital según la última Encuesta de Población Activa (EPA). Esto es en sí mismo un drama para todos los y las socialistas, por lo que la pérdida del empleo tiene de tragedia personal y familiar. Y de nada sirve que nos consolemos pensando en que la destrucción de puestos de trabajo en Sevilla Capital es menor que la media provincial, andaluza y nacional. El crecimiento del paro en España en 2008 fue del 47%, en Andalucía es del 40% y, aunque en la Provincia de Sevilla fue del 42%, en nuestra ciudad sólo creció un 32% (15 puntos menos que la media nacional). Eso es una muestra de que Sevilla está combatiendo mejor la crisis y que, además está sirviendo de freno al aumento del desempleo en la provincia.

En España a la crisis global hemos de añadir el mayor peso del sector de la construcción en el sistema productivo que en otros países, por lo que la destrucción de empleo en este sector es mayor que la media y, por lo tanto, los datos generales de paro en España son peores que en otros países de su entorno.

En la provincia de Sevilla en la construcción trabajan hoy unas 70.600 personas y ha perdido 24.400 puestos de trabajo en sólo 6 meses. Eso supone que en el segundo semestre de 2008, de cada 3 empleos que se han destruido, 2 eran empleados de la construcción. Antes de la crisis, la construcción representaba el 14% de la economía sevillana, hoy es menos del 10%.

Y la responsabilidad sobre esta cuestión la tiene el Partido Popular. Debemos recordar que el gobierno de Aznar liberalizó el mercado de suelo, decían que para abaratar así los precios de suelo y vivienda. Con ese fin impulsó la Ley del suelo de 1998, que promovió lo que se ha dado en llamar el “todo urbanizable” y que supuso exactamente lo contrario de lo que decía perseguir. Fue una reforma legal que implantó un modelo según el cual la totalidad del suelo no especialmente protegido debía ser clasificado como urbanizable y que, además, trasladó de hecho la decisión sobre dónde se hace ciudad desde los poderes públicos hacia los propietarios y promotores, con lo que ello supone para el interés general. Esto fomentó la especulación inmobiliaria, por no hablar de los daños causados al medio ambiente o a las economías familiares. Y lo peor es que, aunque nos vendían que iba a servir para bajar el precio del suelo y la vivienda, la verdad la conocemos perfectamente: entre 1998 y 2005, los precios del suelo urbano subieron un 500 %, y la vivienda lo hizo en un 150 %.

En Sevilla, sin embargo, hemos estado haciendo bien los deberes. Durante los mandatos consecutivos de nuestro Alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, en Sevilla hemos puesto freno a la especulación inmobiliaria y hemos crecido gracias al modelo de ciudad que establecimos en nuestro Plan General de Ordenación Urbana. En Sevilla hemos impuesto un modelo de urbanismo social que pone los instrumentos y recursos del urbanismo al servicio del ser humano: su dignidad y su libertad en el centro de las preocupaciones del Gobierno municipal.

El Urbanismo Social es priorizar el interés general frente a otros, legítimos pero particulares o minoritarios, combatir las desigualdades históricas y defender lo público como garantía del equilibrio social, preocuparse por el pleno desarrollo de todos los barrios de la ciudad y apostar firmemente por la construcción de vivienda protegida.

Por eso somos un referente a nivel internacional en construcción de VPO.
En Sevilla se están ejecutando 15.634 viviendas protegidas, es decir, 2.236 viviendas por cada 100.000 habitantes. Esta cifra duplica, por ejemplo, a la registrada en la ciudad de Madrid. Sólo EMVISESA ha ejecutado en este período 6.740 viviendas, 946 viviendas por cada 100.000 habitantes, una tercio más que en Barcelona o en Madrid. De hecho, mientras que la construcción de vivienda libre prácticamente se ha congelado en Sevilla, la de VPO ha subido casi en un 50% en un año. Y para los próximos años vamos a mejorar este dato y a fomentar el alquiler de viviendas.

Además, practicamos el urbanismo social allí donde más falta hacemos: lo estamos haciendo en la barriada Jesús, María y José, lo estamos haciendo en Regiones Devastadas, lo estamos haciendo en Pajaritos, lo estamos haciendo en Palmete, en Torreblanca y en Bellavista y lo estamos haciendo a través del Plan de Barrios, con el que en 2009 invertiremos 25,5 M€ en los barrios de la ciudad.

El modelo económico que propugna la derecha nos ha metido en este atoladero y, aun así, se atreve a reafirmarse en sus tesis solicitando, agazapados tras el eufemismo de “reformas estructurales”, el despido libre y la reducción de los gastos sociales.

El mercado ha abusado y tiene que ser el Estado el que salve la situación.
Al final teníamos razón los que siempre hemos defendido que el papel regulador y de mediación de los poderes públicos es fundamental. El “mercado libre” es una gran falacia.

Por eso, la receta de los socialistas es más dinero para gastos sociales, precisamente para que no paguen la crisis los más desfavorecidos, y más inversión pública, para frenar el aumento de paro que, como he comentado anteriormente, afecta fundamentalmente a la construcción.

Por eso, en Sevilla, para el Presupuesto municipal de 2009, los gastos sociales van a representar más del 6o% del total. Y por eso, el Ayuntamiento está movilizando un volumen total de inversiones de casi 320 millones de euros, y van a generar, en poco más de un año, casi 7.000 empleos en nuestra ciudad, a través del Plan Extraordinario de Inversiones.

Este volumen de inversiones, que en nuestra ciudad no se veía desde el 92, es posible gracias al esfuerzo del Gobierno de España, con el Plan 8000, que aporta 123 M€ para la ciudad, a la Junta que aporta 17 M€ del PROTEJA y, desde luego, gracias al Ayuntamiento que va a invertir desde mayo de 2009 a junio de 2010 casi 180 M €. Esto, además, nos da la razón a todos aquéllos que siempre hemos defendido que los Ayuntamientos son las administraciones más cercanas al ciudadano y, por lo tanto, más eficaces en la gestión de muchas políticas, por lo que se hace necesario mejorar su financiación y su nivel de competencias.

Es por esto, que, a pesar de que sé que muchos de nuestros conciudadanos lo están pasando mal, que la crisis está cebándose con los que menos culpa tienen, estoy convencido de que la gran cantidad de actuaciones que estamos llevando a cabo las administraciones públicas acabará por conseguir que salgamos de la crisis. Y ojalá que sea cuando dicen los expertos, a lo largo del año que viene.

Este es el mensaje de esperanza que los socialistas de Sevilla queremos mandar a todos y cada uno de nuestros vecinos.

Anuncios

3 Respuestas a “Tirando del carro

  1. Y debemos seguir tirando del carro, Alfonso. Yo le pediría a Emvisesa o a la Gerencia de Urbanismo que invirtiese más en rehabilitación, que sería una forma de recoger el paro producido en la construcción. Como tú bien sabes, en Ciudad Jardín, mi barrio, las estamos pasando canutas para cumplir con la ITE. Es una barriada poblada con gente bastante mayor y de pocos recursos a los que las obras de rehabilitación a las que obliga la ITE les suponen un esfuerzo imposible y más en estos momentos. Ya sabes que Ciudad Jardín es una barriada emblemática de la ciudad, un modelo de urbanismo que es aconsejable preservar por sus peculiares características.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que es necesario combatir con todas nuestras fuerzas la especulación urbanística, por eso creo que en mi barrio es necesaria una intervención de ese tipo.
    En mi colectiva, de un total de 30 vecinos, tan sólo una tercera parte estamos en condiciones de poder solicitar el crédito necesario para acometer la rehabilitación. Los demás prácticamenteno tienen recursos mediante los que responder. Y la ejecución de la obra, tan necesaria, se aplaza indefinidamente sin que veamos posibilidades de afrontarla.
    Hasta tal punto es así que el jueves que viene una comisión de vecinos tiene una reunión con el técnico de conservación de la Gerencia de Urbanismo para ver si podemos encontrar una salida a la encrucijada.
    Creo que la administración pública tiene una tarea importante por hacer en este sentido, acometiendo aquellas obras que los vecinos por sus circunstancias no puedan afrontar y garantizándose mediante las medidas necesarias que no tenga cabida la especulación. En realidad, la inmensa mayoría de estos vecinos sólo quieren sus casas para poder seguir viviendo, porque no tienen otro sitio donde ir.
    Los socialistas hemos sido quienes más hemos impulsado las politicas sociales en esta ciudad, y me siento orgulloso de ello, pero todavía tenemos un largo camino por delante, un trecho enorme para tirar del carro.
    Espero que entre todos podamos conseguirlo para disfrute de los sevillanos.

  2. El mercado libre es una falacia tan grande que ahora los “ricos” -de dinero únicamente en la mayoría de casos- se han vuelto comunistas y/o socialistas para las pérdidas. Las pérdidas las pagamos entre todos, incluidas las familias que llegan/llegamos a fin de mes con la soga al cuello. Las ganancias siguen guardadas, en grandes yates o en fondos bancarios de alto riesgo que resultaron falsos. Como la bonanza económica, que era falsa y se sostenía sobre una burbuja. Con lo que se plantea otro debate: Si “los buenos tiempos” eran una mentira, ¿la crisis no puede ser otra gran mentira? Sea como fuere, como bien dices, mejor seguir adelante con esperanza y dejar el pesimismo para tiempos mejores.*

  3. Estimado Alfonso:

    Has citado el mercado de los alquileres. No a tí, pero a gente de tu partido les he oido hablar mal, o por lo menos “no bien” de la iniciativas privadas de fomento del alquiler como la de ARRENTA (www.arrenta.es) No son más que sometimientos a arbitraje con conbertura de algunos gastos (abogado y procurador), que esta teniedo mucho exito, y lo que es más importante, esta dinamizando el mercado. La justicia está bastante mal, y el mercado del alquiler no puede esperar a dentro de unos años.

    Me gustaría oir tu opinión. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s